21.10.11

Enfermedad maternal (?)

Quizás, algún día, entienda la insana obsesión de mimadre por llegar a mi hogar y dedicar como mínimo dos horas de su tiempo a limpiar la cocina y, sobre todo, a lavar la pava. La limpieza de la pava parece ser una cuestión que le quita el sueño. No importa qué tan limpia esté normalmente mi cocina, para ella es siempre un foco de propagación de alguna cepa de ebola gastronómico.
¿Todas las madres padecen este mal de invasión de cocina ajenas o es sólo de la mía?
El día que entienda esta obsesión, me sabré perdida para el mundo y me llamaré a silencio. Lo prometo.

19 comentarios:

Georgina dijo...

jajajaja la mía ESA obsesión no la tiene!!! Vamos todavía!!!
Con respecto al tema "pava"...hm... hago lo mismo, no se por qué pero la limpio seguido (pobre)

La Pé dijo...

En la pava se conciben todos los males, es la fuente (?)y ella lo sabe.

Bella dijo...

¡Hay que ser pavota! (cuac)

Mi madre no tiene esa obsesión por la pava porque, para ser sincera, yo tengo pava eléctrica. Pero cuando viene a almorzar, siempre tiene que lavar los platos y pasarle la virulana con puloid* a alguna sartén o asadera que yo haya usado para cocinar. No me quejo, me las deja relucientes :P


*términos del año del ñaupa que todavía usamos en mi familia


Aprovechá.

Cecil dijo...

jajajaja debe ser eso


bueno, Georgina, cuando quieras trasladar esa obsesión a las pavas ajenas, avisame :P

Marcela Calderón dijo...

ey ey ey.... ¡Priiiii! (je)

Mi vieja tiene esa obsesión y mil quinientas más ;P Cuando yo vivía en Bs. As. se pasaba los días -no las horas- limpiando, lo que hacía que yo me sintiera una mugrienta. Entonces, cuando sabía que venía, me esforzaba por limpiar todo, para que ella no tuviera que hacerlo, se relajara y disfrutara de la estadía, de su hija, de sus nietos... ¿Qué pasaba? que ella decía al entrar: "¡Qué limpio está todo, María! -dirigiéndose a mi hija pequeña. Vamos a poder jugar en el piso,. Se nota que mamá limpió porque venía la abuela..." ¬¬ ¬¬ (Igual, siempre encontraba algo para seguir limpiando)... Ya no lo hace. Desde que vivimos a 3 cuadras, no le permito eso. Mi casa es realmente un caos, pero MI caos, de mujer laburante y muchas cosas más. Que ella mantenga impecable la suya. He dicho ;)

talita dijo...

la mia la tiene!!!! la pava y la cocina. siempre está sucia o desordenada. me cambia las cosas de lugar. entré en un modo zen y la dejo hacer. después, cuando se va, vuelvo a acomodar las cosas como a mi me gustan.
saludos

La Maga (revisited) dijo...

La obsesión de la invasión en general... creo!

Fernando dijo...

Mi vieja acostumbrada a su cocina, llegó a mi casa y limpió la cocina de acero inoxidable con virulana....

Y todavía me faltan 5 cuotas para terminar de pagarla :-/

MateConDuraznos dijo...

Mi madre llega a mi casa y la emprende contra la cocina, los platos sucios, o lo que a ella le parezca que está roñoso. (Tiene el ojo biónico, ve mugre microscópica) "Es para ayudar" y "no me cuesta nada", dice ante mis objeciones.
Ya no la combato. No hay forma.

saludos Cecil!

Jesi dijo...

Qué insoportables son las madres. Todas tienen manías incomprensibles.

Lu dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lu dijo...

La mía tenía la misma obsesión, a lo que se sumaba el baño.

No sólo que me hacía sentir una mugrienta -que no lo soy- cuando cada vez que entraba pretendía ponerse a limpiar, sino que después yo no encontraba nada porque en mi quilombo está mi orden.

Hasta que un día le dije, con voz lo suficientemente alta y firme, que me rompía soberanamente los huevos que se pusiera a limpiar el departamento cuando venía, porque yo tenía ganas de verla y tomar unos mates o lo que sea, pero no de que se pusiera en el rol de doméstica porque para eso le pagaba a una persona y no la invitaba a ella a que viniera. Y que si iba a venir para limpiar, que no viniera más.

Desde ese día, viene, se sienta y la tengo que atender como una negra. No se levanta ni para ir al baño, jajajajaa.

Igual, me siento mejor (?)

pamela dijo...

Sí Cecil, todas tienen alguna obsesión por el estilo. La mía lo tiene prohibido estrictamente, aunque no se guarda los comentarios del tipo "¿hace cuánto que no lo limpias...?" (pasando el dedito por el implemento en cuestión).
Bella, mi vieja tiene pava eléctrica y también la limpia. Sale té con gusto a vinagre por días.

GABU dijo...

Y digo,¿no se te ocurrió preguntarle a tumadre el motivo de su infumable afán por la pava y la cocina?

P.D.:Como mimadre y yo 'hemos' roto el vínculo indefinidamente (?) creo que jamás sabré si padece de alguna tara respecto a la pulcritud gastronómica,lo que sí sé es que de mi parte tengo una considerable compulsión por la limpieza de la cocina,entre otras cosas... :/

BESOS IMPOLUTOS =)

Gabriela dijo...

Hay que tenerles un poco de paciencia. Cuando yo vivía en Rosario y ella llegaba de Mendoza, yo la peleaba, luego me daba cuenta que era porque la extrañaba , de ahi viene el dicho "amores que matan".Comprate una pava eléctrica y chau picho. Besos. No nos dejes tanto tiempo sin tus reflexiones, porfa!!

Bella dijo...

@Pamela: noooooo!! con la pava eléctrica no se juega! correctivo en la manita ya! (?)

Thiago. dijo...

MI madre sabe que cuando me mude, el único dato que le daré será el código postal.

Y gracias.

Don Diego dijo...

diría mi madre ay!, nena cuando seas madre ya vas a ver!!!!
saludos

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

pero,cómo no ví esto antes. Mi madre lava la pava tan fervientemente como la tuya, veo. Es mas, LA PULE porque es de acero inoxidable. Así que, le pasa virulana. Y sí, tambien limpia la cocina, PERO NO ME MOLESTA PARA NADA. jaajajajaaj