24.6.11

Nochedejuerga López

"Cuando las (maestras) jardineras les decimos 'corazoncito' o 'bomboncito' no es de pelotudas: es lo menos malo", dice Daniela, una abnegada docente del Gran Buenos Aires, mientras pasa la lista de sus alumnos. Y se horroriza. Se horroriza no sólo por los nombres que su mano ha debido escribir en el registro sino, fundamentalmente, por los desvíos ortográficos que cientos de empleados de los registros civiles de la zona han estampado sin pudor en los documentos de esos pichones de persona que transitan ahora los primeros tramos de su escolaridad.
Empleados del registro civil: ese mamarracho que están escribiendo es el nombre de una futura persona [?]. Podemos entender que nada puedan hacer contra la estupidez disfrazada de excentricidad de los progenitores. Lo que no podemos comprender es que, al menos, no puedan poner un límite en la manera de escribirlos. Imagino al pequeño Shoel: durante toda la vida, cada vez que le pregunten su nombre, se verá obligado a decir: 'Shoel, con Sh, no con J'. Y deberá tolerar la cara de espanto y de estupefacción de su interlocutor, que sonreirá para no llorar frente a él o para ocultar la carcajada que se asoma en su garganta.
La lista de Daniela sigue un derrotero tan inverosímil como horroroso. Mientras suelta nombres el éter virtual, pienso que los está inventando, que no puede ser verdad: Chantal, Brian, Braian, Cristofer, Jon, Daryl, Cristal, Pampa, Indio, Colla, Indira, Alexander. En seguida, recuerdo los Milton, un Walter Wilson, un Thomas Gregorio del Valle, que yo misma he tenido y le creo. Y siento una pena profunda por ella, que se verá en la obligación de inventar mil apodos que suenen cariñosos para no nombrar a esas criaturas con los nombres que sus padres no han titubeado en elegir. "¿Y vos cómo les decís?", le pregunto. "Párvulos", me dice, "es más digno".
Claro que es más digno. El sólo hecho de pensar que las nuevas generaciones deberán vérselas con esos nombres, que su identidad se configurará alrededor de esos nombres, me dan ganas de salir con una ametralladora para ubicar padres.
Pienso que tendría que haber requisitos mínimos para que los dejen nombrar a sus hijos de esa manera. Por ejemplo: si estás empeñado en ponerle a tu hija 'Brisa Azul García', tenés que demostrar que tenés la capacidad de empezar a ahorrar una cuantiosa suma de dinero para pagarle el psicólogo que seguramente va a precisar cuando tome consciencia de lo que le has hecho. Si no podés hacerlo, la ley debería obligarte a ponerle un nombre más normal.
Y no hablemos de las combinaciones estrambóticas que pueden darse entre el nombre y el apellido, porque ese es otro capítulo. Quizás, haya llegado el momento de sincerarnos. Quizás, haya llegado el momento de que se admitan nombres espantosos pero verdaderos como: Forropinchado, Hijonodeseado, Nochedejuerga, Borracheraépica o Nosabemosquéponerte. Me asusta pensar que, cuando me toque vivir en un geriátrico, los empleados y las enfermeras puedan llegar a llamarse: Aires del Valle, Flora Fauna, Tallarín o Chucho de Frío.
Parece exagerado, lo sé. Pero se van a acordar de mí cuando descubran un Papas al horno González o a una Vida Vena. Están todos avisados, eh.

18 comentarios:

Bella dijo...

Priiii
Pliiiiiii

Yo ya les conté de mi Jonathan Gualetto!!

Antes de ahorrar para el psicólogo de la nena, de la Shantal, mejor que ahorren para pagarse un geriátrico como la gente... no les conviene depender de sus hijos en el futuro!

It will be venganza time!

máx dijo...

ja! pobres niños!
Malditos padres y malditos empleados del registro civil!

El nombre que mis padres eligieron es Maximiliano, pero en el registro civil soy Máximiliano, encima es impronunciable!

Saludos

JM dijo...

Juana Priscila Jeanette García Meza. Una compañera de la primaria.

Adhiero al Proceso de Reubicación Paternal, por dios

Connie dijo...

Vaya el humilde aporte de una abnegada docente; Brandon Roca, Thalya Torres, Nahira Paz (esta pobre chica es hija de una alumna de ESB, intentamos hacer que la madre entrara en razón pero no hubo caso...)
Valor, compañeros, tomar asistencia así no es para cualquiera.

Menna dijo...

Jajaja la hermana de la señora que me cuidaba, se llamaba "Rosa Espinosa" jajajaja.

También está el nombre "Pato". Jajaja, me suicidaba si ponían ese nombre.

Beya dijo...

He escuchado nombres, pero "Delfín" me superó...

Maggie dijo...

Mi estimada Cecil, usted NO SABE!! En Venezuela, específicamente en el estado Zulia, mucha gente AMA nombrar a sus hijos de forma... particular. Se han visto casos como Usnavy (proveniente de US Navy), Superman, Batman...

Otra práctica muy común es la de invertir el orden de las letras. Así obtienes nombres como Mairim (Miriam), Susej (Jesús), Rotceh (Hector), Yrneh (Henry) y la cosa sigue.

Con respecto a los nombres combinados, también prefiero no hacer comentarios.

Por cierto, es usual que la gente de bajos recursos elija nombres para los niños que comienzan con W (Wilmer, Wilkelman, Wilker) y que terminan en y para las niñas -de hecho, creo que mientras más "yes" tengan los nombres, mejor- (Yubiry, Yeisy, Youleisy). Es algo que da miedo!

En fin, si tengo hijos alguna vez, me aseguraré de que tengan nombres aburridos y por los cuales nadie pueda burlarse.

Erica dijo...

Bueno, conozco a una reverenda HdP que le puso a su hijo Axel, seguido de su apellido: Gorosito...
¡No podés!


Beso

GABU dijo...

No hay nada que hacerle,esta generación esta total y abusolutamente descerebrada!!!!

P.D.:Y para muestra,además de tu póstulo -Oh,loada Cecil- esta éste artículo de LA NACIÓN que me hizo horrorizar... :/
(imperdible el testimonio del último pobre cristiano,eh?!)

Me es impoible creer que un padre le haya puesto a su hija MARA DONA,dejemosnodejoderrrrr!!!!

BESOS Y BAUTIZOS (??)

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

no no no no no alguien tenia que decirlo y fuiste vos. Vida vena y Cielo vena, por favor, cuando lo escuché pensé que era un chiste, son unos h de p!!!!!!!!

De todos los que nombraste Pampa, Indio y Colla, se llevan los premios.

Por favor, forropinchado seria mucho mas digno. De terror.


Pd: por ahi leí DELFIN, y psicologo, mi psicologo se llama delfín, ahora entiendo todo. JAJAJAAJA. recuerdo que cuando me hacia enojar le decía: flipper. :D

Ann dijo...

Hola Cecil! Llegué a tu blog por un post de Bella, y te confieso que leí este post con miedo de que en cualquier momento apareciera el nombre de mi hijo. Zafé, pero por poco!!
El año pasado, en el mismo 2do grado que tuve a cargo, convivían CLEOPATRA, INDIRA, OLIVER, IANNIS, JOSHUA y TAZIO! Este año me tocaron Jacinto y Paco. Vale aclarar que son todos argentinos y de padres argentinos!
Te digo que encontrás una Florencia en una lista hoy en día y te parece rarísimo!

Seguiré viniendo por acá.
Un beso!

Jesi dijo...

Por todo eso a mi hijo le puse FEDERICO.

Viccka dijo...

Tengo un amigo apellidado Dessal. Es un chico muy divertido, muy alegre y lleno de ganas de vivir, que se detiene a oler las rosas (?)
Quiere que su hijo se llame Frasquito.
En chiste por supuesto. Creemos que no lo dice en serio.

Un gusto,

Sil dijo...

Una vez vi un "Braiton". A que la madre veía La Niñera.

Julia dijo...

Y que me contás de Jorgeonestor. El padre tenía que ponerle Jorge o Néstor. Sin palabras.
Yo conocí a una llamada "Virgencita Santa". También a Presentación, Humana, Marciana. A Selva Argentina Islas. Si la mina no se dedicó a la geografía con ese nombre desperdició su oportunidad :P
También conocí a Sebastián Sebastián, Manuel Manuel. Y todos estos nombres se los pusieron antes de antes de los 80, ojo al piojo. Braian, es común ahora, pero además se pronuncia en Córdba "elbraian" ja, ja.

Calíope dijo...

Natalia Oreiro le va a poner a su vástago Merlín... Mi cuñada le puso a mi sobrino dos nombres hebreos... y siempre nos preguntan si son de origen árabe.
Lo peor de un nombre no es solo lo imposible, sino el aditivo del artículo El / La... se salvan a veces los nombres femeninos que comienzan con A.
Yo tuve un compañera Bibiana.
Un Dolores Fuertes o un Zacarías Flores de la Plaza... estarían geniales.

Vix dijo...

shoré de risa, eh? sho-ré.

Por estos lares tenemos unos cuantos de esos...

lau dijo...

podés creer que trabajo en un centro ginecológico y una de las pacientes se llama rosa concha???! te lo juro por dios! y es divina, tengo unas anécdotas con ella increíbles, pero la mataron con ese nombre. Y una vez me tocó otra pacientita de apellido papanicolau, un horror pobre.