27.6.11

Desubicados universitarios

La semana pasada, me vi obligada [?] a asistir a un acto de colación de grados. El mío. Como parece que no se reciben muchos magister, me tocó padecer largas listas de licenciados de diversísimas carreras que tambien recibían sus títulos. Mientras esperaba que el acto empezara, allí sentada, sola entre tantos desconocidos que no volvería a ver, he llegado a una conclusión un tanto aterradora, pero que me parece necesario [?] compartir con ustedes.
Las universidades deberían dejar de gastar recursos en exámenes o en cursos de ingreso. Lo único que deberían hacer, antes de aceptar a un estudiante, es hacerle una pregunta sencilla: ¿Qué piensa ponerse usted el día en el que reciba su título? Y listo el pollo: la respuesta a esa pregunta es mejor que cualquier psicotécnico posible.
He visto atuendos tan aberrantes, tan desubicados en tiempo y en espacio, que no puedo sino dudar del juicio de esos sujetos que hoy andan por la vida afirmando que son licenciados en X cosa. Morocha teñida de rubio vestía pollera negra brillosa, que dejaba sus muslos-jamones a la vista de todos. Junto a ella, joven semipelado, de jean y zapatillas blancas. Delante de ellos, la que se llevaba todos los premios: vestido de encaje berreta blanco y sandalias al tono, cual novia sin registro civil ni iglesia, ni sentido de la temperatura ambiente.
Huí al momento de la foto grupal (¿qué sentido tiene sacarse una foto con un montón de desconocidos mal vestidos?) pero sospecho que, el que la vea, no podrá adivinar jamás si la foto fue sacada en una fiesta de disfraces de bajo presupuesto, en un acto académico o en una reunión de amigos desparejos.
Quizás estén pensando que es un poco superficial juzgar personas que uno no conoce, simplemente, por lo que se han puesto en determinada ocasión. Yo misma pensaba eso hace unos años. Ahora, en cambio, pienso que somos muchas cosas y que lo que vestimos es una parte no menos importante de eso. Si no podés percibir cómo tenés que presentarte a un acto académico, no deberías estar en condiciones de egresar, ni de una carrera ni de tu casa. Punto y aparte. Muy aparte.

9 comentarios:

Menna dijo...

Si algún día me recibo, no me vestiría como las personas que viste jaja... Sin embargo no sé cómo responder la pregunta :) ¿Cómo debería vestirse alguien para esa ocasión? :P

Menna dijo...

PRIII :D

Cecil dijo...

ubicadamente, Menna jajajaja

es una acto académico: no es ni una fiesta ni estás mirando televisión en tu casa un domingo a la tarde. algo intermedio [?] :P

Bella dijo...

kw: ubicadamente JAJAJAJAJAJA

Es mortal, deberías haber puesto las fotos jajajaja aunque sea recortaditas y con las caras pixeladas cual noticiero berreta!

PLIIIIIIIIIIII

Cecilia L dijo...

Muy bueno Cecil!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

pero es facil, ponete un trajecito de ultima que nunca falla. Pero el vestido de novia o las zapatillas NO VAN. sabelo, menna. Anota para tu graduacion. jajaajajaj


Tremendo, recuerdo un casamiento en el que la que se casaba antes tenia el culo afuera, mostrando kilos de metacrilato. Ah, si, claro. Vos tambien viniste. lalaalalala

Marcelo Cafferata dijo...

La carcajada mas chica acaba de despertar a mi vecina.

Bueno si me toca el timbre, te echo le echo la culpa al blog! No va a entender nada, no?

Besos, excelente post!

GABU dijo...

Pensar que la gente descolla (??) por el sentido amplio de la desubicación que tiene y uno no para de sorprenderse,eh?!

P.D.:Acaso querremos competir con la ridiculez impuesta por los 'chinos cochinos' del súper... ¬¬?

BESITOS FASHION :)

Luispower dijo...

No estoy de acuerdo!
Salvo ropa sucia y mal olor, cualquier prenda, sana y llevada con decoro, debería bastar!

El hábito NO hace al monje.