4.1.11

Cambia el año... y nada más

Apenas ingreso al micro, escucho un: "estos porteños de mierda..." que provenía de la boca de un señor que, aparentemente, se había indignado por el ingreso de un vendedor ambulante que ofrecía bebidas y refrigerios. Hago caso omiso al comentario, motivada por la proliferación de tatuajes carcelarios [?] que inundaban los brazos del señor y procedo a ubicarme en mi asiento. Mientras esto sucede, lo escucho lanzar improperios contra los rosarinos. ¡Hola! Estás en un micro que va de Retiro a Rosario, ¿aprendiste diplomacia en las escuelas de Lita de Lázzari?, me pregunto. Me pongo en modo 'no soy de aquí ni soy de allá' y espero que H. suba a la brevedad para contenerme en caso de que se me piante una antorcha.
Una hora después, entre sueños, percibo que el ómnibus se ha detenido en medio de la nada. Procedo a quitarme los auriculares y pesco el final del discurso que uno de los choferes estaba dando para todos los presentes. H estaba tan entre sueños como yo misma, pero sin auriculares. Ante mi mirada inquisidora, responde: 'No pasa nada. Dice que no se puede fumar en el baño.' 'Obvio' le digo 'eso lo sabemos todos. ¿Quién fue?'. Como no podía ser de otra manera, el fumador clandestino era el señor de los improperios, que volvió a indignarse por la reprimenda pública.
Mientras, la televisión nos muestra con horror [?] cómo una manga de bobitos hacen estas mismas cosas en la casa de Gran Hermano. ¿En serio a alguien le sorprende? Este blog está lleno de relatos de aula que presagiaban todo esto, porque cada espónjido con el que me he topado es un ciudadano [?] y es una suerte de réplica de un grupo familiar que hace las cosas de esta manera. No nos acostumbremos a estos violentos de pacotilla, que no pueden tirar la piedra sin esconder la mano, porque si hasta ahora pensábamos que la estábamos pasando mal, ni se imaginan lo que padeceremos en un mundo regido por ellos.

17 comentarios:

Gaby dijo...

PRIIIIIIIIIII

Gaby dijo...

Ehm, sip, talcualmente. Y a mí también me asusta lo que viene, porque va a ser un mundo de prepotentes :/.

Feliz año!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

sehhhhhhhhh totalmente. Lo que pasa ahi adentro, o en un micro, o en una escuela, o en la mismisima cámara de diputados, en cualquier lugar donde hay violentos desubicados, es lo que realmente somos, lamentablemente. No hay sorpresa, hay indignacion(?) ponele. :S

Conta Dora dijo...

Que raro estos monos criticando a la gente de otros lugares y cuando ellos se mandan una cagada no indican su procedencia, para tildar a sus comprovincianos de eso... Me hiciste recordar a un viaje, donde un porteño decía "los cordobeses son todos ladrones", quise invocar al poder de tu antorcha, pero garuaba.
Sobre GH no comento, no lo veo :)

Besos!

Living Dead dijo...

Lo malo no es hacer lo que no se debe...sino que te descubran haciéndolo!

Rosarinos, porteños, cordobeses...

Mujer, somos argentinos y eso es lo que hacemos: Cagada tras cagada. Y no es novedad que el argentino medio es xenófobo para afuera y para adentro.

Lo peor es que nos ufanamos de nuestra viveza criolla cada vez que podemos.

Ups! Estoy usando la primera persona del plural. Cómo puede ser!? Yo soy argentino! Por ende, la culpa siempre la tiene otro.

Beso

B.E.L.P. dijo...

seguro era tucumano (?)

Cronopio dijo...

Naaaaa.. "el mundo se está poniendo berreta" fue lo primero que pensé cuando terminé de leer. Hace un tiempo padeci una situacion similar con uno de esos a los que les gusta hacerse de la atencion. Y peor aun hace unos años en Jesus Maria donde casi golpeo a un salteño que la tenia conmigo por ser de Bs As.. pero en fin. Espero que no se cumpla la profecia..

Thiago dijo...

Mi hermano, el menor, el que su mononeurona baila el tap mientras le habla, hace eso, se encierra a fumar en el baño, me genera tal violencia, repudio es poco, linchamiento público.

Lucy in the sky - dijo...

Que gente detestable, por favor. Casi nunca falta el pelotudo que te amarga (aunque sea un poco) el viaje.
Lo peor es que estos desastres que, lamentablemente, solés tener de alumnos; son el futuro del país. This is estar en el horno.

La Pé dijo...

El otro día mirando el noticiero, vi las barrabasadas que habían hecho las ratas encerradas en G y pensaba: éstos, hace unos años deben haber sido los espónjidos que habitaron la escuela de Cecil, y cuando salgan de el encarcelamiento voluntario serán los que fumen en el baño del micro, concluyo hoy.
Ojalá quede alguno "normal" todavía.

DonAldo(un viejo del 33) dijo...

ja...gaby dice que se viene un mundo de prepotentes, yo opino que ya está aquí, por lo menos en Mar del Plata,
Subí al omnibus con un dolor de cintura tremendo,lleno a una hora que siempre va vacío,el primer asiento reservado para gente mayor con 4 pibes, los pasillos abarrotados de hombres y mujeres con todo tipo de bolsos y sombrillas, se baja un pasajero...imtentás sentarte y ahí se produce la ecatombe te clavan las sombrillas, los codos cualquier cosa con tal de ganarte el asiento imaginate...si son así en vacaciones cuando están relajados,¡¡¡como serán despues !!!

Ser Lesbiana Hoy dijo...

Mon Dieuuuuuuuuu!

Bella dijo...

Entre tu post y el comentario de Don Aldo, me dejaron muda.

Prepotentes y espónjidos es poco decirles. Lo peor es que esa gente ya está acá y no hay miras de que se vayan a ir... sino que vinieron para quedarse.

Me da miedo el prospecto de mi vejez en Argentina, qué te puedo decir?

Artus dijo...

cecil, eso se llama: "delicias de vivir en Argentina" :P

como verás... la educación, ante todo ;)

PD: a pesar de todo, FELIZ AÑO NUEVO!! :)

Marcelo Cafferata dijo...

Y yo que pense que cambiando de año se producia la migracion de los esponjidos a otras tierras lejanas!
Nada de eso entonces?
Ufa! seguimos entonces sufriendo la invasion de esponjidos a granel.
Y cada vez son mas... y mas... y mas...

T. dijo...

Virgen del agarradero, agárrame a mí primero.

REM dijo...

Nunca los participantes de GH se destacaron por tener media neurona viva, asi que era cuestión de tiempo para que que mostraran a los esponjidos que deberemos sufrir. Lo mas patetico de todo es que cuentan con sus padres, tan ameboides como ellos, que esperan que eso les salve las papas del fuego.

El señor del micro claramente era un padre así: segurisima que su hijo, minimamente, hizo el casting de GH y del otro reality del 13. Son así, dos mangos de más en el banco los enloquece