15.11.10

La suplente inútil. Capítulo 2.

Después del episodio del 'sujeto', pensé que ya nada podía ser peor que eso. Por supuesto, me equivoqué. De hecho, ya me lo habían avisado cuando salí verde del horror del aula en cuestión: "Y eso que no te tocó el curso X", me dijo alguien al pasar. "No me digas eso", le respondí, "que me tocan el martes". Recibí una sonrisa de empatía como única respuesta y preferí no saber más.
El martes volví. Di seis horas de clase más o menos normales, me retiré a mi hogar en las horas que tenía libres y regresé cuando correspondía para enfrentarme con el famoso curso X.
Nuevamente, nadie respondió a mi desubicado 'buenas tardes'. Sospecho que se trata de una fórmula arcaica que los jóvenes de hoy no saben cómo procesar. En el fondo, había una hilera de bancos continua, casi una barricada. En los laterales del aula, unos pocos bancos simulando filas. Frente al escritorio, dos. En el centro del aula, la nada misma. Yo no esperaba que nadie intentara escucharme: supuse que permanecerían charlando en sus bancos, ignorándome olímpicamente. Apareció la preceptora, esperó con una paciencia sobre humana que guardaran los celulares y pretendió obligarlos a sentarse, en vano.
Intento pasar lista, mientras las que ocupaban la barricada del fondo gritaban a viva voz. Alguien encendió el altavoz de un celular para musicalizar el evento. Pego un grito y todo se silencia por unos segundos. Cada intento de diálogo de mi parte provocaba que algún sujeto se pusiera de pie gritando frases ininteligibles, que los demás festejaban con risotadas hasta que yo los enviaba a sentarse. En un momento, deseé con todas mis fuerzas que estuviesen drogados o borrachos, porque eso me permitiría alguna explicación lógica: no podían comportarse así en estado "normal". En eso, una "alumna" logra gritar más que los demás y me increpa:
- A mí no me nombró.
- Y no... - le respondo.
- Me llamo Fulanita.
- La verdad, no me interesa.
- ¿Cómo me dice eso?
- ¿A vos no te interesa lo que yo tengo para decir y pretendés que me interese lo tuyo? ¿Es un chiste?
En un curso normal, cuando un profesor, ante una pregunta de un alumno, dice: "No me interesa", se hace mágicamente el silencio porque no suele ser un acto común. Aquí no ocurrió nada de eso y la increpadora siguió charlando con su compañera como si no hubiera sucedido nada, mientras los demás seguían a los gritos.
Los miré durante unos segundos. Los miré y los miré. Ellos seguían a puro grito gutural, dando vueltas por el aula. Los miré tanto, que a una le pareció extraño y me increpó: "Ay, profesora, ¿por qué nos mira con esa cara?". Estimo que el horror se reflejaba en cada uno de mis poros. Y mientras los miraba, pensé en los años de facultad y en todos los esfuerzos que había hecho para formarme; pensé en todos los alumnos que tuve y que me han hecho ganar la experiencia docente que tengo; pensé en la defensa de mi tesis y en la doctora de la Sorbona que aplaudió mi exposición con una sonrisa. Pensé en todo eso y se me ocurrió que me lo debía: yo me debía a mí misma un poco de respeto.
Entonces, tomé mi bolso y mi carpeta y me fui sin mirar atrás. Sólo en ese momento pude escuchar genuino silencio detrás de mí. Por primera vez en diez años de trabajo, abandoné un aula. Porque todo lo que he hecho para no ser una bestia infame que sostiene que los verbos en español tienen género, tiene que tener algún valor.
Lo más triste es que a nadie le sorprendió que quisiera irme. Al contrario, me miraron como si eso hubiera sido lo esperable. Ahora me pregunto: si en un año de trabajo no han logrado que esos sujetos dejen de comportarse como animales de granja, ¿no deberían ser denunciados por estafadores? ¿Quién, en su sano juicio, puede pensar que agrupar a todos los chicos con graves problemas en un solo curso es una decisión pedagógica aceptable? Sólo una manga de hijos de puta que se amparan detrás de un 'no se puede hacer otra cosa' para justificar su ineptitud aberrante.
Tengan miedo. Yo lo tengo. Y mucho.

35 comentarios:

YO dijo...

priii ¿?¿? No se ke va eso de prii pero como siempre lo ponen, no voy a ser menos

YO dijo...

ahora en serio, una lastima lo ke contas...
Cuando estudie la carrera docente una profesora nos contó algo parecido, ella estaba impactada de ver como sus "colegas" docentes, pasaban olímpicamente de los pibes, se llevaban el diario y lo leían "en clases" mientras los pibes hacían lo ke kerian!!!. Nos dijo ke le costo entrar en confianza con el grupo, pero cuando los pibes se dieron cuenta ke a ella SI le importaba lo ke les pasara, la empezaron a respetar, a prestarle atención y encima a trabajar en clases.
No se si te consolara, pero por esta parte del mundo las cosas no son tan diferente, y lo ke es peor, ocurre con "adultos" ke hacen cursos de capacitación. Pa´matarlos!

La Pé dijo...

Es una cosa de locos. Así funcionarán todos los cursos? Porque si es asó Cecil, asusta eh...
Una cosa es una clase distendida, pero no poder hablar porque son bestias salvajes sueltas? Por Dios, que espanto, me preocupa mucho.
Hay algún grupo en un aula como esa rescatable? Cómo que escuchen y estudien, una locura de ese estilo o estoy preguntando boludeces?

Artus dijo...

digo yo, cecil, no estuviste a punto de... "dan ganas de balearse en un rincón" cómo dice el tango? Viendo toda la educación yéndose por el WC

la "anécdota" te deja con un regusto amargo. Siento q' lo poco q' escribo en mis post es como dar vuelta sobre lo mismo: sin educación, no hay futuro,... y no habrá mejora como grupo social :(

Gabyta dijo...

Tremendo. Realmente preocupante.

loly dijo...

Qué feo momento, Cecil. Lo siento mucho por vos, por todos nosotros y especialemente por ellos si esa es la forma en que se están educando. Es una lástima que no puedan darse cuenta de lo que pierden y del daño que se hacen, y si realmente a las autoridades les parece la mejor solución agruparlos en función de lo problemáticos que son, hay que dudar seriamente de todo el sistema y preocuparse, preocuparse mucho.

Gaby dijo...

Hay algo acá que nadie menciona. Estos pibes no nacen por generación espontánea, estos pibes tienen padres. No creo que sea el deber de un docente "hacerse respetar" o lo que sea, creo que el deber de un docente es enseñar lo que sabe. Los docentes no estamos obligados a hacerles sentir a los pibes un deseo QUE NUNCA TUVIERON y que sus padres comparten con ellos: la educación no sirve, están convencidos de eso. Y no solo no sirve, si no que están convencidos de ellos son lo más copado del mundo y tenés que reverenciarlos.

Lo que vos viviste fue una experiencia horrible, no más allá de lo que se vive en cualquier colegio. Ahora pensá a estos taraditos en dos o tres años, qué van a estar haciendo con sus vidas? Esos chicos no van a saber qué hacer en el futuro y van a terminar mal :(

R.Galatea dijo...

Coincido con Gaby, detrás de todo están los padres. Y yo pregunto, de quién es la culpa?

MateConDuraznos dijo...

Detrás de esos chicos, ¿están los padres? Digo, ¿están?
Hace rato que, por necesidad o por esas cosas que tiene la "vida moderna", los padres son pasajeros en tránsito por las casas... y así están los chicos.

Bella dijo...

Los padres de esos chicos merecen el cadalso por no haberlos educado. Los chicos merecen el cadalso también por no saber mirar más allá de sus narices y no darse cuenta de que obviamente hay algo que esta mal.

THE HORROR, Cecil, THE HORROR all over again!

GABU dijo...

Lamentablemente,me imaginè que la cosa irìa de guateMALA a guatePEOR... :/

¡¡INSISTO EN QUE ALQUIEN TIENE QUE CONVOCAR A LOS PROGENITORES DE ESAS BESTIAS PALURDAS!!!!

Asì no vamos a ningùn lado y me temo que el señorfuturo seguirà de largo...

BESOS OSTRÀTICOS

Thiago dijo...

Lo sabrás mejor que nadie que acá importan las estadísticas nomás, quieren alumnos que pasen de año o grado, les importa poco y nada en qué estado se da eso mientras suceda.

No sé si era privado o público eso, calculo que público, no es por faltarle (más) el respeto a la enseñanza pública y a los intentos que hacen las pobres maestras pero ya está en un grado tal de vicio que parece irrecuperable. Espero equivocarme.

Mi secundaria fue algo parecido a lo que vos decís, todos sabíamos que los agitadores eran 3, echando a esos 3 o mejor, no renovándoles la matrícula se terminaba todo, pero pesó siempre más la cuota. Tres profesoras de inglés salieron de la clase para no volver, una llorando y otra con cuarenta años de clase encima con licencia psiquiátrica. Sumale dos profesores de historia. Nunca lo festejé, me pareció triste.

Thiago dijo...

Me sumo a tus comentaristas, a los padres les importa un bledo pero me parece que el problema no se acaba ahi. Va más allá, es todo un gran "a nadie le importa nada".

Lucy in the sky. dijo...

Es que es para espantarse :S. Esta gente es el futuro. Estamos fritos.

talita dijo...

leí los dos post. tremendo. realmente. si una cree en la educación como posibilidad de liberación, enseñanza y aprendizaje, para ambos lados, esta experiencia es devastadora.
y ponés un buen punto cecil, los padres y la decisión pedagógica de agrupar a los conflictivos en un aula. detrás de estos pibes están adultos más irresponsables que ellos mismos. hay que tener miedo. hay que tener miedo cuando se está frente a una cadena de irresponsabilidades de adultos, frente a decisiones mal tomadas y frente a la desidia de un sistema que viciado en sus estructuras.
están los pibes, con su cuota de responsabilidad. es la posibilidad de intentar acceder a otra cosa y queda en la nada.
los pibes no tienen ni ejercen el respeto. pero no sé si calificarlos de bestias. son pobres en el sentido más estricto del término.
saludos

REM dijo...

100% con GABY: son hijos sin padres. Y, disculpame BELLA, pero a esa edad no podés pedirles nada: ni que miren más allá de sus narices ni de nada simplemente porque es la edad en la que una se cree omnipotente. El problema es la clase de padres que tienen: yo recuerdo haber llegado a casa puteando a más de una profesora y mi madre, en toda su amorosa contención, decirme pero, a pesar de todo, la tenés que respetar.
Si los padres no enseñan respeto y, lo peor, si suponen que son los maestros y profesores quienes deben enseñarles urbanidad y comportamiento social minimo, estamos fritos.

REM dijo...

Lo siento en serio CECIL, pero una sabe que pone lo mejor de si para que la cosa funcione, el problema es que esa clase de chicos no funciona desde su hogar

unoalseis dijo...

Es para llorar bajito. Estoy asustada.
Saludos.

Fiamma dijo...

Más allá de todo, ahora te hablo como colega.
Querida Cecil: podés decir por tu integridad moral que NUNCA abandonaste un aula, porque, de hecho, eso NO es un aula. Un rejunte de marginales (y no voy a decir que la culpa es de ellos, vamos) en un aguantadero NO es un aula.
No sos asistente social, no les vas a dar el plato de comida ni la casilla que seguramente necesitarán el día de mañana. Están a cuadras de poder llegar a la educación porque son producto de estas épocas de mierda.
Qué tristeza.
Saludos.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

que triste che. La verdad muy triste. Que a nadie les importen esos pibes. Y que ellos no sepan, o no puedan, distinguir cuando a alguien sí les importa, sacarlos de su ignorancia.


Triste.

Living Dead dijo...

Una crítica generalizada a los sistemas educativos es que reproducen las condiciones de la sociedad de la que forman parte. O más precisamente, las de la hegemonía reinante.

En un momento en que el Estado renuncia al uso de sus facultades legales (el uso de la fuerza pública, por caso)para poner fin a situaciones inaceptables desde las más básicas condiciones de convivencia, la escuela no puede ser menos.

No digo más. Vos sabés leer entre líneas.

Me entristece el mal momento que pasaste.

Un beso

unoalseis dijo...

Livind Dead, yo te leo a vos, que sabés escribir entre líneas, y otra vez me asusto.
Saludos.

unoalseis dijo...

fe de erratas: donde dice Livind, léase Living.
Disculpen, es el temblor.

Mana-T dijo...

Muy lamentable Cecil. En serio, me apena la situación.

Creo que es correcto de tu parte levantarte e irte, si ni siquiera UNO de todos esos energúmenos intenta escucharte dar clase.

Coraje, che.
Un beso

Etienne dijo...

Coincido con la sensación de Artus, un regusto amargo, una impotencia terrible y un miedo profundo a lo que vendrá, con esos "sujetos" liderandonos...
También coincido con Gabu y con los que dijeron algo sobre los padres: los pibes necesitan un freno que sólo (con acento) le pueden poner ellos y que por desidia o comodidad, no lo hacen.
Tiemblo si, y no de frío.

Cecil dijo...

Está claro que el problemita [?] de estos chicos viene de la casa. Para deprimirlos aún más, les cuento que se trata de una escuela privada. O sea que los padres de estas criaturas PAGAN una cuota (por más barata que sea, no lo sé) para que sus hijos se eduquen [?]. A mí no me cierra por ningún lado, pero me aterra y me da mucha tristeza. Agradezco que mi economía no dependa de estas cosas, porque si me viera obligada a tener que estar ahí, el costo psíquico sería tremendo. Todavía no me resbalan estas cosas y dudo que alguna vez lo hagan :(

Living Dead dijo...

Hace poco en una charla con docentes en un aula de facultad, se dio el siguiente diálogo:

LD: -Y cómo manejan el tema de la autoridad?
Docente: -Está bueno que el alumno cuestione tu autoridad.
LD: -Y cómo se resueve eso cuando la hostilidad escala?
D: -Negociando.
LD: -Y da resultado?
D: -Y...está en tu capacidad para ganarte a los pibes. Hacerlo bien.

Es una posición posible, que a lo mejor a "Uno al seis" no le da miedo.

Yo lo considero inaceptable, ya que tarde o temprano las cosas terminan como en el post de Cecil.

Creo simplemente que Foucault, al describir su "sociedad disciplinaria", no iba a hallar escenarios como ese (de esos que no dan miedo, digo).

Creo que debatir diferentes perspectivas no tiene que dar miedo.

El "pensamiento único" que muchas veces te quieren imponer, creo que es más de temer.

Saludos.

REM dijo...

CECIL: eso es lo que más aterra, porque después vienen a patotearte los padres y te exigen que apruebes al hijo porque (sic) para eso pago la cuota de este colegio
Aterra pensar que son los futuros garcas del pais y que encima van a decir barbaridades ante un micrófono, tales como que el verbo tiene género. Besos de una colega que sufre lo mismo diariamente.

REM dijo...

Living Dead: ¿a que casos en particular te referís con el tema del uso de la fuerza pública? Porque generalizando se pierde el eje de la cuestión.

REM dijo...

Y tambien hay que ver lo que se negocia y cómo se negocia: muchas veces enseñar "lengua" es muy duro porque no todos aman hacer un análisis sintáctico ni entienden la belleza que radica en eso (si, si, soy absolutamente una enferma pero adoroooooooooooo la sintaxis y en especial a Chomsky) entonces hay que saberlos llevar de algún modo

Maggie dijo...

Afortunadamente, mi estimada Cecil, usted parece ser una docente altamente calificada y con las credenciales y la experiencia necesarias para formar a un grupo de sujetos en edad escolar. Debido a que realmente no conozco sus cualidades como docente no me atrevo a asegurar nada, pero estoy segurísima de que cualquier alumno que se tome el tiempo de prestar atención a sus clases, logrará aprender de manera efectiva gran parte del conocimiento que usted imparta.
El problema comienza cuando los docentes no tienen los requisitos mínimos para ser considerados como tal!! Como en mi querido país!! Las decisiones que ha tomado nuestro presidente con respecto al área educativa hacen posible que cualquier campesina semianalfabeta obtenga el título de educador. Es entonces cuando sujetos como los del aula X perderán cualquier oportunidad de convertirse en ciudadanos medianamente decentes, en lugar de animales con documentos de identidad.
Siempre he pensado que los mejores son los profesores que dan clases magistrales y, en consecuencia, se dan el lujo de exigir excelencia a sus alumnos. Mi profesor de francés es así <3 xD

Maggie dijo...

Ohh!! Eso de no asegurar nada y sin embargo estar segurísima de ese nada (o algo, no se) no tiene nada de sentido!! En fin, espero que se haya entendido lo que quise decir xD

Living Dead dijo...

Rem:

Es cierto. Generalizar a veces confunde. Entiendo la vida (desde lo más simple hasta lo más complejo) con un esquema claro de premios y castigos.

Una sociedad -y un aula- más prescriptiva. Más rigurosa, si se quiere.

Un modelo Durkheiniano de educación.

Sé que para esta época suena políticamente incorrecto, pero es lo que pienso.

Saludops.

Stephanie dijo...

Cecil, si hubiera estado en tu lugar, también habría abandonado el aula... Pero no sin antes rociarlos con queroseno y tirar el fósforo con el que prendí mi cigarrillo en la puerta del salón. :)
Si, me hice toda la película.

Cronopio dijo...

No hay q temerles.. yo tuve un profesor al cual admiro mucho hoy. El tipo entro a mi curso y encontro un panorama similar al que describis. Lo primero que hizo fue hacernos sentir su peso, lo segundo ensañarse conmigo que me reia idiotamente de alguna desubicacion ajena. en ese momento crei morir.. y sospecho que si, que ese tipo mato la mierda que habia en mi. A partir de ahi nadie mas volvio a joder en su hora y yo por mi parte empece a respetarlos hasta donde podia y si no eran unos bestias q te decian q los verbos tienen genero :P jajaj

Despues de años ese tipo lo veo por la calle y nos paramos a hablar, nos cagamos de risa.. y yo no soy un animal irrespetuoso.