10.11.10

Consultorio pre-navideño

Querida Cecil: Después de divagar varias veces por tu blog, decidí escribirte porque necesito un consejo navideño. El tema en cuestión, para no alargar, es el siguiente: este año me puse en perra y quiero pasar, aunque sea, una fiesta con mi hermano ya que es la única familia que me queda (dejo en constancia que hace varios años cedí y pasé las fiestas con la familia de mi medio limón). El pequeño problema es que mi querido marido pretende, a cambio de eso, que toda su familia (más o menos 25 personas) venga a pasar el 1 de enero en mi casa. ¿Acaso es justo? ¿Chantaje barato y vil? ¿Qué pretende de una ermitaña salida de Puán? Hace 14 años que sabe que odio tanta gente junta; apenas lo tolero en casa ajena pero ¿en la mía? Nahhh, me internan de una. Estoy entre irme sola a lo de mi hermano o directamente cambiarle la cerradura. ¡ohhhhhhhhh sabia Cecil aconsejame! Juro que no seré como quienes descreyeron de Cassandra (bastante mal les fue, jajjaja). Saludos.
REM

Estimada REM: Lo que tenemos por aquí es un claro abuso de poder de parte de sumarido. Si su hermano es la única familia que le queda, usted no se pone "en perra" al decidir pasar la navidad con él, sobre todo, cuando ha celebrado las fiestas de los últimos 14 años con su familia política. Usted, lo único que hace es manifestar un deseo lógico y perfectamente entendible. Por ello, debe ponerse firme: no necesita negociar un permiso. ¿De dónde se desprende que, por querer pasar una fiesta con su hermano, usted deba someterse al infierno de darle de comer a 25 personas el 1° de enero? Sumarido está loco. Aquí van algunas cositas que puede hacer para saltar esa treta barata que el susodicho le ha puesto en el camino:
1. Cambie de marido. Consígase uno que sea huérfano o que, en su defecto, tenga poca familia. Si consigue otro que forma parte de una familia numerosa, asegúrese de que sea tan ermitaño como un cangrejo.
2. Déjelo que invite a toda la parentela para el 1° de enero. Ese día, y sin avisar previamente, usted se retira a eso de las 11:00 a la casa de alguna amiga, gritando a viva voz: "Yo pensé que hoy cada uno se dedicaba a hacer lo que quería: vos querés aguantar a tu familia y yo no, así que me voy a lo de Martita [?]".
3. Llegue a un acuerdo extremo. Argumentando que es evidente que no logran determinar con quiénes pasarán las fiestas sin conflictos, dele un ultimatum: NO familia, o las pasan solos o las pasan con amigos. Llegado el momento, usted debe argumentar que su hermano es su amigo y listo el pollo.
4. Oblíguelo a leer el siguiente mensaje:
Hola, señor marido de REM: Usted no me conoce, pero yo conozco a su mujer y sé lo apenada que está a causa de su chantaje berreta. No se sonría tanto, que tengo antorchas y sé cómo usarlas. Por este medio, lo insto a abandonar sus delirios gregarios: proteja la ermitañez del hogar antes de que sea demasiado tarde. Si no lo hace, ese día, además de sus parientes, una horda de antorcheros enardecidos se hará presente en su hogar para hacerle entender con qué cosas no se jode. ¿Está claro?
5. No subestime el poder de la negación. Cada vez que surja la discusión, tápese los oídos con las manos y cante a viva voz: "Lalalalalalalalala lalala lalala". No prepare nada para el 1°. Cuando sumarido vea que él debe hacerse cargo de todo, desistirá. Si no lo hace, beba como marinero que ha llegado a puerto durante la noche del 31 y la resaca no la dejará salir del baño al día siguiente. Que se arregle solito si es tan macho.
Bien, espero que alguno de estos consejos le sea de utilidad. Yo, por mi parte, hace rato que he decidido que uno debe pasar estos momentos donde realmente tiene ganas de estar y no donde se supone que hay obligación de hacerlo. La vida es demasiado corta como para andar complaciendo TODO EL TIEMPO a los demás. Piénsenlo bien.
Cualquier cosita, este consultorio queda a su entera disposición.
Atte.
Dra. Cecil

17 comentarios:

loly dijo...

A mí me gusta la opción 2. Creo que la pondré en práctica en estas fiestas. Yo me busqué un marido cuya parentela vive a más de 300km pero me embromaron, no solo tengo que ir el 25 para allá y aburrirme como un hongo, se van a dormir 12.15 y no hay mucho que hacer en el pueblo, sino que desde que tengo hijos (hace cinco años) mis suegros decidieron que pasan el 31 y el 1° con nosotros y se instalan en mi casa hasta el 4 de enero que es el cumple de mi hijo así se ahorran el viaje. Este año me voy y listo. Muy bueno el post, sabia Cecil, excelentes consejos. Gracias.

Artus dijo...

ah, las fiestas y las relaciones inter-familiares! todo un tema ¬ ¬

todo depende de las familias; en la mía somos tan pocos q' mucho drama, no hay...

además, ya las fiestas navideñas y de año nuevo han perdido su valoracíon (mérito) y digamos q' nunca tuve espiritú navideño... sigo tan arisco (chucaro) cómo el resto del año ^o^

PD: ya q' estamos PRIIII!

gabyta dijo...

priiiiiiii quemocion! (?)
Bueno, yo me inclino por la opcion 3.
No hagas nada mi querida! es mas sli temprano de tu casa y volvi a la hora de la cena, llena de bolsas con cosas para vos (ropa, maquillaje y eso) y cero alimentos.
Si es tan vivo, que se banque el preparar todo para 25 personas.
Suerte REM. no me afloje!

gabyta dijo...

¬¬ eso me pasa por cantar pri y seguir escribiendo.

Jesi dijo...

Por eso a nadie le gustan las fiestas. Yo me quedo sola en navidaT. Se llevan a mi hijo a 1000 km (el padre) - Pero algo voy a hacer. Aparte de llorar porque lo extraño :(

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

totalmente de acuerdo con Cecil. Raja y dejalo sólo con sus 25 parientes. Qué tanto.


Las fiestas hay que pasarlas con quien uno quiera, talcualmente lo dice cecil.


Suerte REM, usté puede.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

y pli, obvioooooooooooo

Bella dijo...

Ay! Yo adoro las fiestas pero esos chantajes no, eh! No, así no!

Me gusta la segunda opción, ya que en cierta forma incluye la otra opción de "arreglate vos solito si sos tan macho". Los hombres se creen que es taaaaaaaan fácil organizar una cena para veintipico ¬¬

Este año me pasó algo similar con el cumple del Samurai, tuve que hacer 2 (sí, leyeron bien, 2!) festejos porque el señor invitó a tanta gente que no me entraban en la casa ¬¬

Por eso mismo, mejor rajar. Creo que en agosto del año que viene lo voy a dejar en banda y que se organice el cumpleaños solito muajajajaj

Ay, desbarranqué.

Huya, REM, huya y aproveche el día!! Carpe diem!!

La Pé dijo...

Porsupuestamente coincido con unos cuantos de más arriba.
si quiere invitar 25 zátrapas a destrozar todo, que se curta y prepare todo, sino que la "consultante" se raje a lo de su hermano y la pase bomba con poca gente/quilombo/parientes/mugreparalimpiaralotrodia.
Yo hace rato opté por esa, de irme ocn quien más se me antoje, eso sí, hay que escuchar por lo bajo "viste, que ella es muy rara".... pero va fangulo.

Cecil dijo...

por qué nadie la alienta a que se busque otro marido? vamos, no sean cobardes [?] jajajaja

GABU dijo...

Ayyyyyyyyyyyyyy!!!!!!!!!!!!!

Que dolor en medio del pecho me diò leer la palabra navideño!!!!!


ME RESISTO A COMENTAR ÈSTE POSTOOOOOO!!!!!
Si lo hago creo que le terminarè por conocerle la cara a la depresiòn... :((((

Lo ùnico que me auto impondrè en las chotas fiestas es volcar etìlicamente y al carajo con el mundo entero lopariò!!

BESOS DESDE EL ABISMO =(((((

Gaby dijo...

Hay que matarlos a todos... eh! Quién dijo eso? Basta, Gaby, basta shhhhh!

Las fiestas son un asco y más asquerosa se pone toda la familia que se considera "merecedora" de hacer tal o cual cosa. Desde que soy chica, las fiestas han sido una tortura desde todo punto de vista, solo me concentraba en contar los días para que llegara el 2 de enero y empezara el calor aberrante (pero sin fiestas, claro).

Mi opción es la 4, amenaza con cumplimiento efectivo, oh si!

GABU dijo...

CECIL,me parece demasiado redundante alentarla a REM que cambie de marido porque si se pega el ring raje con toda la parentela instalàndose,it's a fact que cuando regrese a su hogar,marido ya NO estarà,capish??? ¬_¬

BESOS SUBLEVADOS

Lucy in the sky. dijo...

"uno debe pasar estos momentos donde realmente tiene ganas de estar y no donde se supone que hay obligación de hacerlo. La vida es demasiado corta como para andar complaciendo TODO EL TIEMPO a los demás". Amén. Tenés la posta.
Suerte a R.E.M. con lo que decida.

loly dijo...

Priii, tarde pero seguro. Parece que hay que poner así cuando uno comenta primero. Primera vez en la vida que comento en un blog, aunque sigo fielmente unos cuantos me venía resistiendo con la excusa de la falta de tiempo pero hoy no pude evitarlo y debuté en el de Cecil. Insisto con la opción 2 y estoy de acuerdo en que no hace falta sugerirle que cambie de marido, cuando regrese él ya no estará, no hay forma de que un hombre pueda organizar algo para este tipo de festividad, no están capacitados genéticamente, en general lo complican todo y sugieren estupideces.

REM dijo...

jajjjajaja Primero que nada: gracias Cecil por los consejos. El tema de la opción número dos es complicado porque en general es él quien cocina, organiza, etcs (sii, hasta pone los manteles, vasos y todo). Lo único que no hace es lavar la mugre que dejan los demás pero la previa es absolutamente su patrimonio. Digamos que ahi no tengo chances. La opción número uno está fuera de discusión: lo amo cheeeee, los avatares de la vida no me van a hacer cambiar al tremendo marido que tengo.
Estoy entre la opción de beber como cosaco en Siberia el 31 y la de hacerle leer el hermoso mensaje que dejaste en la opción número 4. O las dos juntas.

Che, gracias a todos por el aguante y el aliento. Nunca me senti tan acompañada en esto de ser tan ermitaña (cuak!)

Thiago dijo...

Te adoro ya profundamente, quiero que sepas que me imprimí casi todo tu blog (lo que no llegué a leer en mi trabajo) para hojear en el 26 camino a casa.

Año nuevo de 2008 a 2009 lo pasé solo en casa, comiendo empanadas, con dulces y mirando 'Gilmore Girls'. Me llamó todo el mundo a las 0:10 hs para ver si yo seguía vivo, mi (en aquel entonces) novio, padres, amigos.

Mi respuesta fue siempre la misma:
- Yo feliz de la vida. Relax.

(Trabajo siempre las fiestas hasta las 21 hs en el hotel poronga en el cual trabajo, llego a las 22 hs post correr cual neurótico todo el día, ¿¡festejar qué!? ¡Qué se terminó la tortura hasta el otro año! Eso hay que festejar)