30.10.10

Cuando la vejez no es más que un derroche de imbecilidad

Estábamos H y yo en la fila de la caja del supermercado, sosteniendo una ardua discusión acerca de los beneficios y de las desventajas de ciertas suelas de goma de ciertas alpargatas, mientras las cajera terminaba de despejar la cinta transportadora que, en breve, le alcanzaría nuestras compras. La señorita [?] le cobra al cliente que estaba delante de nosotros y descubre que se ha trabado el rollo de papel de la máquina, así que se dispone a cambiarlo. De pronto, y sin que nadie le hubiera permitido dirigirnos la palabra, Viejahinchapelotas interrumpe nuestra charla:
- Vayan poniendo las cosas en la cinta.
La miro, incrédula; miro a H y le pregunto: What? Viejahinchapelotas nos mira como si estuviera acostumbrada a que sus palabras se conviertan en órdenes que el resto de los seres humanos se ven obligados a cumplir. H no se inmuta, se sonríe y se toma unos segundos. La cajera seguía sumergida en el cambio de rollo. H coloca todos nuestros objetos sobre la cinta, mientras Viejahinchapelotas trata de deshacerse de nuestro changuito. En un alarde de simpatía que jamás le he visto derramar a H frente a desconocidos, le dice:
H: - Tranquila... ¿Está apurada?
Viejahinchapelotas: - Sí, querido. Ustedes porque son jóvenes...
H: - Bueno, pero es sábado...
La vieja sigue balbuceando frases como: 'a este paso, los huevos se van a hacer tortilla' y H recibe mi mirada de: dejá de hablarle simpáticamente porque la surto ya mismo por desubicada. A todo esto, la cajera seguía enrededada en el bendito rollo de papel y la vieja había acomodado sus cosas detrás de las nuestras.
Viejahinchapelotas: - ¿No anda la cinta?
Como H me había mirado con ojos de 'por favor, no te pelees con la vieja, que no vale la pena', le digo a la cajera: Tomate tu tiempo, que NO TENEMOS NINGÚN APURO. Acto seguido, la vieja se enardece ante el nacimiento de un triángulo de jocosidad entre H, la cajera y yo.
La cajera procede a pasar nuestras cosas por el lector de códigos de barra. Completamente fuera de sí, Viejahinchapelotas empieza a acercarle nuestras cosas.
Cecil: - Decile que no toque lo que no va a pagar [risas de la cajera]. En serio, si pasás los sesenta y no aprendiste que apurarse es al pedo, algo mal habrás hecho en la vida [más risas de la cajera, más miradas de ofuscación de la vieja].
Debo confesar que, de haber ido sola al supermercado, me hubiera trenzado en una discusión estéril con la Viejahinchapelotas, que probablemente hubiera terminado con la aparición de algún supervisor inútil que nos llamara a sosiego. Sin embargo, también debo confesar que la estrategia adoptada por H. fue mucho más enardecedora para la vieja, que terminó haciendo lo único que esta clase de gente puede hacer en estos casos: fingir que no se da cuenta de que uno se ríe de ellos y esgrimir una caradeculo a mil por hora como si tuviera razón.
Lo único que espero es que, si llego a esa edad y me comporto como si los años no hubieran dejado huella en mí, alguien tenga la piedad suficiente y me sacrifique como a un perro rabioso.

20 comentarios:

Hernán dijo...

Viste, cuando pensábamos que partíamos del super sin haber visualizado siquiera un freak, parió la abuela. Cuak!

La Pé dijo...

H durmió asi que...

PRIIIIII!!!

Presiento que uds. dos tienen miradas muy habladoras, quisiera verlos operar (?) en el súper, jajajaja

Conta Dora dijo...

Viejas de mierda... no se que las apura... como cuando quieren cruzar la calle corriendo y te empujan!! (esa recibió el grito "estás llegando tarde a tu velatorio?")
Hay que tratarlas mal cuando son yeguas, esas viejas forras, no merecen respeto!

Besos!

Ju dijo...

Guau, es la primera vez que oigo que una Viejahinchapelotas está apurada, por lo general suelen gozar de todo el tiempo del mundo, para hablarte de la primera banana que se les viene a la cabeza...jeje

Cecil dijo...

claro, Ju, a nosotros también nos llamó la atención. cuando nos habló, pensamos que era la típica que saca charla donde no hay. Hay gente pa'todo

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ajajajajaj tremendo!!!!!!!!!!!!

a esa clase de viejas hay que dejarlas hablar solas y hacer de cuenta que uno no habla el idioma, aún, cuando nos estan escuchando hablar un castellano claro y sonante.


PLiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

Bella dijo...

¡Qué lindo ir al super con ustedes! Yo quiero, yo quiero, seño, ¿me deja pasar?

Ay, te dejé algo en mi blog, chaquestamos :P

http://seasoftime.blogspot.com/2010/10/primer-meme-del-dia.html

Besines

Lucy in the sky. dijo...

Es increíble la capacidad de la gente para hacerse detestar. A esas viejas hay que ubicarlas porque son INSOPORTABLES. Tengo miedo de ser asi de vieja. Matenme antes, please.

REM dijo...

si es asi de vieja es porque de joven fue tan hinchapelotas como ahora, de eso no tengo dudas. No sé que es peor si está clase de viejas o las que intentan sacar charla de cualquier cosa.

Lo de Conta Dora ¡genial! Hay que adoptar esa frase

Cronopio dijo...

Que mal cuando la gente considera que por acumular años te puede faltar el respeto totalmente.. como dijo Dolina el otro dia.. "hay cosas que no merecen respeto."
Yo creo que esta gente desconsiderada y maleducada no lo merece.

Living Dead dijo...

Lo más noble a los 60 es hacer algo que el resto de la humanidad pueda agradecer.

Miralo a Néstor!!

Beso

Staff de Bla Bla Bla dijo...

Grande H... No hay nada mejor que tratar a esa gente con altura. Las abuelas son siempre iguales. Sobre todo en la zona de Belgrano... Abrazo!

Gaby dijo...

Sho puedo decir que he visto a Cecil y a H in situ en el super mercado y no he visto nada de esto. Para mí que los inventan para hacer posts laaaaaaaaaaaaalallaaaaaaaaaalala!

Gaby dijo...

Yyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy 14!

Gaby dijo...

In situ y en el supermercado como que redundan... cállense la boca ¬¬


:D

Gaby dijo...

In situ y en el supermercado como que redundan... cállense la boca ¬¬


:D

la maga dijo...

en mis primeros años de adolescente (etapa que dudo que concluya) tenía un grupo de amigos en el que yo era la única mujer, y me hicieron hacer un juramento: voy a ser sacrificada a los 60 para no convertirme en algo así, no los veo a todos ya, pero si veo que empiezo a convertirme en viejahinchapelotas cumplire mi juramento. Lindo blog!

R.Galatea dijo...

Mi madre, hace unos años decía lo mismo,que le visen si se ponía así... Ahora le avisamos y se enoja mucho.
No sé, espero no ser igual :(

GABU dijo...

"...si pasás los sesenta y no aprendiste que apurarse es al pedo, algo mal habrás hecho en la vida..."

Esa frase es colosal,làstima que mucha gente no la registra... ¡¡YA MISMO HAY QUE HACER PANCARTAS!!!!
jajajajajajajajajaj

P.D.:Si es que llego a pasar los 50,lo ùnico que pretendo como mìnimo,es haber aprendido a reirme de mì... :)

BESOS ETIQUETADOS (?)

Marcelo Cafferata dijo...

Conta: lo de "Estas llegando tarde a tu velatorio?" me mató!

Me adhiero al Club de Defenestradores de Viejashinchapelotas.
Que me den charla porque si, es lo de menos.
Lo que me molesta soberanamente es la impunidad con la que se manejan por tener como un poder que le dan los años.

Cada vez que algo algun comentario del estilo, siempre hay alguien como H, que tiene un rol más apaciguador y me dice "Tene cuidado, porque ya vas a llegar"

Si llego a si, como dice Cecil, sacrifíquenme nomás, no se pierde nada.