12.9.10

El mundo es mi terapia de grupo

Estoy sentada en el sillón de la peluquería, ya munida de toallita protectora de espalda y de la capita [?] esa que te ponen como si fuera un enorme babero para adultos. Espero con paciencia, porque la peluquera está haciendo veinte cosas a la vez y, aunque desfallezco por quejarme, algo me dice que no es aconsejable irritar a la señora que en breves minutos enarbolará una tijera cerca de mi cabeza. Cuando, finalmente, parece que voy a ser atendida, irrumpe en el local una versión ruidosa de Mónica Cahen D'anvers, con quince kilos de más, prolijamente enfundados en una calza de algodón gris topo. Vuelvo a ponerme los anteojos, porque mi cerebro se niega a procesar la información que mis hipermétropes ojos le están enviando.
Mónica permanece parada en medio del local. Al parecer, tiene un negocio en esta cuadra o en la de enfrente. "¿Cómo estás, Fulana?", le dice la peluquera, interrumpiendo por milésima vez el inicio de mi corte de cabello. Sin repetir, sin soplar y en un volumen que se asemeja mucho a los gritos, Mónica suelta al éter toda esta información:
"Bien, bien. Sí, ahora me estoy cuidando. Ya bajé dos kilos y empecé a hacer Pilates. Pero en el agua. Resulta que encontré un lugar en sarasasarasasarasa. Me sale 200 pesos por mes. Nada que ver con la otra sarasasarasasarasa que me cobraba 50 pesos la clase. Ando regio. [Aquí percibió que yo estaba mirándola con cara de horror] Claro, las flaquitas no tienen problema, pero algunas tenemos que hacer sacrificios... Ahora me fijo si tengo zapatos para la nena [WTF?] y te aviso. Voy a pasar por lo de Pirula. ¿Viste lo que le pasó? Y ella si no hace guita, no vive. No sé cómo va a hacer ahora con el marido. Porque hay que mover un cuerpo como muerto. Sí, quedo hemipléjico. Yo no sé... Bueno, ahora me voy a verla. Hay que seguir. Nos vemos. ¿Cómo carajo se abre esta puerta? [se gira el picaporte, Mónica, así de complicado es] Ahí, listo, ya está. Chau, chau."
La batalla contra los oído-seco nunca se acaba: están a la vuelta de cada esquina, dispuestos a amenazar nuestra tranquilidad en el momento menos pensado.

28 comentarios:

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

pri y pli!!!

por fin...

ay yo me corté el pelo hace como 2 semanas me quedo monono. Me cobraron 45 pesos ¬¬ pero entre y salí a la hora con la cabellera decente y no tuve que bancarme a ninguna mónica. :D

te compadezco!!!

Gaby dijo...

Yo adoro a mi peluquera, cuando voy la tengo tooooda para mí y hablamos de Luis Miguel, oh sí!

Menna dijo...

Jajaja pero bien que te aprendiste el monólogo!

Etienne dijo...

Al lado de donde trabajo yo (es decir al lado de la Municipalidad Visible, je!) hay una peluquería. Esa peluquería dice (pretende) ser un local vanguardista, moderno y fijador de modas. Uno de los detallitos muy personales es el volumen de la música, que es muy fuerte, lindando con ensordecedor. Las paredes vibran y los cuadros se sacuden al ritmo de "What is love" o "I gotta feeling"...
Si en algún momento se produce alguna conversación, no se escucha.

R.Galatea dijo...

Ah bueno, por suerte habló en castellano. La peluquería a la que voy está en el vecino país, sólo a mí se me ocurre, así que de vez en cuando se oye alguna que otra conversación en guaraní =)

Marcela Calderón dijo...

¿Cómo puede ser que me ría tanto ante un escrito sobre una persona que está hemipléjica? jajajaja. No puedo ser tan h de p... Es que lo suyo, querida Diosa de la Antorcha, es genial.
Maten a Mónica. (Está bien: con que la callen, me conformo)

Ju dijo...

ajajjaja me morí con el "y, aunque desfallezco por quejarme.."

saludillos!

Mañosa dijo...

Ay Ay Ay... esa peluquería es un dolor de ovarios!

Artus dijo...

cecil, además de la capita(?) deberían darte un par de protectores intraurales, así no tendrías q' sufrir "agresiones auditivas" :D

btw, ¿cómo quedo el recortado capilar? :P

saudos

GABU dijo...

La verdat que no sè còmo en un acto de intrepidez (?) te quedaste CECIL??

No temiste por la integridat de tu cabello???

P.D.:Yo estoy a la deriva,me quedè sin peluquero,"EL SANDRO" se me fue a rumbear pa' otras tierras y ando con las mechas indomables mirà!! :/

BESOS DESPEINADOS

Bella dijo...

Tener peluquera a domicilio es lo más porque no tenemos estas interrupciones.

De hecho, el viernes, en casa de mamá, la nona nos hizo mate mientras me cortaban el pelo y con mamá hacíamos chistes hasta por los codos.

¡Eso es vida! Y con la peluquera, encima, hablamos de películas :)

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

La ventaja por estos lados es que a las peluqueras rapidito las pone la jefa en orden. Eso si si la misma jefa es la que habla entonces uno se levanta, se va y se acabó el problema.

La Pé dijo...

Me la imagino enfundada en la calza y se me hizo la imagen de un lobo marino de los de Mar del Plata, jajajajajajaja
Y ella hablando así hasta por los codos, no te hace acordar a la canción de sabina "Como te digo una co' te digo la ó'"? tal cual los comentarios pegaditos de 27 temas distintos unos tras otro como cachetada de loco,jajaja
Para vos debe haber sido un embole, pero en situaciones así pensá... a mis antorcheritos les va a encantar leer esto!

Try dijo...

Si esque la peluqueria es uno de los lugares mas peligrosos de la sociedad, es el lugar en donde se junta toda la informacion de todo un barrio jajaja hay veces que merece la pena quedarse en casa con el pelo echo una pifia :)

un beso

http://www.iwillstandbyyouhere.blogspot.com/

Cecil dijo...

caro: a mí me cobraron lo mismo. debe ser la tarifa básica [?] las Mónicas se aguantan si la peluquería te queda a diez metros, ponele :P que es mi caso.

Cecil dijo...

gaby: eeeeehhh, bueno. permiso, ya vengo :P

Cecil dijo...

menna: oh, yo quise retenerlo todo, pero era imposible. ahí donde puse sarasa imaginate por lo menos tres líneas más :P

Cecil dijo...

etienne: yo ODIO los locales en los que no te escuchan por el volumen al que ponen la música. Los ODIO con tanto fervor que iría a cortarles el cable del aparato infecto que emite los ruidos. casi te diría que prefiero a Mónica [?].

Cecil dijo...

r.galatea: jajaja bueno, pero escuchar monólogos en guaraní en pintoresco, al menos. incluso, si no lo entendés, cada intervención puede simular ser interesante :P

Cecil dijo...

marcela: jajajajaj claro, el dato del pobre tipo que quedó hemipléjico fue tremendo en ese contexto, pegadito al pilates en el agua [wtf]. le agradezco sus elogios ;)

un poco de ubicación para Mónica!

Cecil dijo...

ju: jejeje realmente me quería quejar pero sopesé las posibilidades y preferí la paciencia [?].

Cecil dijo...

mañosa: más que la peluquería, las visitantes jejeje por suerte, todo fue breve

Cecil dijo...

artus: claramente. quedó bien [?], igual no tomé grandes riesgos, por las dudas :P

Cecil dijo...

gabu: me quedé porque la peluquería queda a, ponele, diez metros de la puerta del edificio. capisce? entre caminar más y escuchar a mónica, do the maths :P

yo no tengo apego a un peluquero en particular. soy promiscua para el corte de pelo :P

besos!

Cecil dijo...

bella: la peluquería a domicilio debe ser lo más [?] pero no tengo el gusto :(
ya encontraré alguna y no saldré más de mi hogar :P

Cecil dijo...

un tipo cualquiera: a mí me estaba cortando la jefa, so imagine :( como decía, la peluquería queda tan cerca y yo soy tan vaga para esas cosas, que me quedé y reprimí las quejas :P

Cecil dijo...

la pé: talcualmente: el lobo de la bristol [?] claro, yo en esas ocasiones prendo las antenas [?] y me digo: vaaaaaamos, esto es un post. me relajo y gozo [?]

Cecil dijo...

try: yo venía gambeteando [?] el corte hasta que no aguantó más. por suerte, no interactúo mucho con la peluquera, así que sólo recibo la información chusmeril [?]

besos!