6.7.10

La maldición de la cinta aisladora

Cuando el sábado a las nueve y pico de la mañana, las luces del módem dejaron de titilar al unísono, pensamos que se trataba de un reajuste momentáneo, de un desorden cósmico que no tardaría en solucionarse. Pero no. Era sólo el comienzo de una agonía de tres días, llena de llamados deseperados, de gritarle la palabra 'estafa' a cuanto empleado al teléfono pudiéramos encontrar; de resignaciones estranguladas, de imágenes espantosas que nuestras mentes proyectaban ante la sola idea de tener que posar los dedos en los teclados inmundos de las computadoras de algún ciber oscuro. La sombra del síndrome de abstinencia jadeaba en nuestras nucas como un perro sediento. El recuerdo de las épocas en las que vivíamos sin internet empezó a aflorar en nuestras mentes: las reminiscencias de una felicidad que no necesitaba de los otros, ni de cables coaxiles, ni de técnicos perversos que se hacen los difíciles.
¿Se acuerdan cuándo vivíamos sin internet? ¿Se acuerdan de lo que era calmar la curiosidad imprevista buscando información en libros y no mediante un click y a otra cosa, google-mariposa? ¿Se acuerdan cómo se veía la vida en vivo y en directo y no a través de la polimórfica pantalla del monitor? ¿Se acuerdan?
Sí, claro que se acuerdan. Era horrible. La próxima vez que un técnico holgazán nos deje con una conexión tan precaria que el suspiro de un gatito sea capaz de voltearla, va a bajar del quinto piso por el balcón, propulsado por una patada voladora que le va a enseñar que la cinta aisladora no es la solución a todos los misterios de la vida. Mucho menos, si es la amarilla que SE NOTA. Si me vas a engañar, hacelo, al menos, ateniéndote a las normas del sano engaño y de los intentos de ocultamiento.
Y así esta la cosa.

22 comentarios:

Palmyto dijo...

terrible, hay algunos q dan asco, aca a casa vino un electricista 2 veces, la 1° me dejo sin telefono, la 2° no se como hizo para desconectarme un tomacorriente q no tocó... en fin... "asi esta la cosa"

ooh ohhh priiii priiii :P

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

siiiiiii

Priiiiii
Pliiiiiii

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ajajajajaj yo me acuerdo cuando estudiable, hace unos 8 o 9 años, que no solo no tenia internet, sino que no tenia cable, y la tele estuvo rota como 8 meses, en mi cuarto. imaginate, creo que sólo por eso fui capaz de recibirme.


muerte a fibertel!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

dije, cuando estudiaba... estudiable(?) wtf!!

Artus dijo...

PRI!!!!
:P
:P
:P
:D

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

y tambien habia dicho Pri y Pli! obviamente

MateConDuraznos dijo...

Pri, ante todo.

No hay nada peor que la lucha cuerpo a cuerpo con las empresas de telefonía y/o internet (que suelen ser las mismas diabólicas corporaciones). Uno siempre sale magullado y cansadísimo.
Y encima debe soportar que lo traten de estúpido!

Artus dijo...

Perdòn q' me entrometa(??), pero para conexiones de cable coaxil, NO SE USA cinta aisladora...

en q' manos has caìdo cecil? *o*

cualq' cosa... por un plato de comida, efectuo arreglos variopintos :)

PD: también...

PLI!!!

Cecil dijo...

qué pasó con los comentarios que me llegaron por mail? maldito blogger, devolveloooooossssss

Cecil dijo...

Palmyto ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

terrible, hay algunos q dan asco, aca a casa vino un electricista 2 veces, la 1° me dejo sin telefono, la 2° no se como hizo para desconectarme un tomacorriente q no tocó... en fin... "asi esta la cosa"

ooh ohhh priiii priiii :P



Publicado por Palmyto para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 11:19



Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

siiiiiii

Priiiiii
Pliiiiiii



Publicado por Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 11:20


Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

ajajajajaj yo me acuerdo cuando estudiable, hace unos 8 o 9 años, que no solo no tenia internet, sino que no tenia cable, y la tele estuvo rota como 8 meses, en mi cuarto. imaginate, creo que sólo por eso fui capaz de recibirme.


muerte a fibertel!



Publicado por Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 11:23


Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

dije, cuando estudiaba... estudiable(?) wtf!!



Publicado por Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 11:24


Artus ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

PRI!!!!
:P
:P
:P
:D



Publicado por Artus para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 11:36

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

y tambien habia dicho Pri y Pli! obviamente



Publicado por Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 11:36


Artus ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

Perdòn q' me entrometa(??), pero para conexiones de cable coaxil, NO SE USA cinta aisladora...

en q' manos has caìdo cecil? *o*

cualq' cosa... por un plato de comida, efectuo arreglos variopintos :)

PD: también...

PLI!!!



Publicado por Artus para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 11:42

Cecil dijo...

dónde estaba blogger cuando mis queridísimos lectores escribían sus comentarios, eh?

Bella dijo...

Sólo voy a decir: ¡Qué suerte que tengo Arnet!

Bueno, y qué suerte que volviste, también.

:)

Cecil dijo...

Bella ha dejado un nuevo comentario en su entrada "La maldición de la cinta aisladora":

Sólo voy a decir: ¡Qué suerte que tengo Arnet!

Bueno, y qué suerte que volviste, también.

:)



Publicado por Bella para y así está la cosa a las 6 de julio de 2010 12:10

Artus dijo...

tongo!!!!! aquì hubo tongo!!!.... hicé undos comentarios 30 minutos luego del post de cecil y desaparecieron!!!

Quiero q' me devuelvan mis PRI!!! y mis comentarios!!!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

blogger esta como laaaaaca, ahora aparece todo junto, qué onda!?!??!

Julia dijo...

lindo amague que se comieron con el pri, eh :P

GABU dijo...

Si hay alguien que no sabe lo que significa el "sano engaño" acà,ese es DON BLOGGER que logrò sabiamente el ocultamiento del "PRI" y otras yerbas de MISTER ARTUS!!
Juassssssssssssssssssss

P.D.:CECIL,yo recuerdo perfectamente las èpocas en las que era un privilegiado de la vida aquel que tuviera internèstor y la verdat que me quedo con aquellos sanos viejos tiempos,donde la vida era un tete a tete... :)

BESOTES VIRTUALES

Gaby dijo...

Ehmm, bueno, la onda gualichu llegó a los comentarios de blogger :S.

En fin, que no, no me acuerdo cómo era la vida sin internet. NO CONCIBO la vida sin internet. La vida sin internet NO ES VIDA.

He dicho :D

Mana-T dijo...

este debe ser por LEJOS el mejor de tus posteos Cecil. No solamente no paré de reirme, sino que encima, te figuré (?) (ok, no te conozco, pero te imagino como se me canta), y más aún, ME figuré en la misma situación, patada voladora mediante.
G-E-N-I-A-L. Gracias por la risa, la necesitaba dsp de enterarme que no tenemos mayoría para aprobar el matrimonio gay en el Senado.

Living Dead dijo...

"...las reminiscencias de una felicidad que no necesitaba de los otros..."

Entre muchos logros, Internet logró generar la ilusión de realidad de que sólo se accede a "los otros" a través de una computadora.

Freeky...

Beso

Marvin dijo...

En tu post del 10 de junio se hablaba en los comentarios del fetiche que representa la tecnología, y se decía que era una herramienta innecesaria para nuestra formación y educación.
Ahora, desde otra perspectiva, vemos que internet es para todos algo indispensable.
De todo esto, nos queda como conclusión que internet nunca fue necesario, hasta que lo conocimos. Como los lavarropas y los pañales descartables.

Álvaro dijo...

Mi vida era tan aburrida sin internet...