12.3.10

Del arte de conversar

La cajera esquizoide sabe que soy de Buenos Aires, porque, para mi sorpresa, memorizó ese dato la primera vez que tuvo en sus manos mi cédula de identidad. Y me lo hizo saber cuando, algunos meses después, volví al supermercado. Cuando le entregué la tarjeta de débito y la cédula, me dijo: "No me hace falta la cédula, ya sé que sos de Buenos Aires". "Bueno, pero ahora vivo acá", le dije, tratando de borrar las huellas de mi pasado [?]. "No importa", respondió, "si no cambiaste el domicilio, sos de Buenos Aires".
Gracias a su complejo sistema de categorización mental, hace un par de días -y ante la mirada atónita de H. cuyos ojos gritaban: ¿por qué nos habla esta energúmena?-, tuvimos que escuchar el relato pormenorizado de las vacaciones que la cajera pasó en la costa bonaerense.
El relato comenzó tan pronto como embolsó el primer objeto:
Cajera: Estuve en tu ciudad...
Cecil: Ah, mirá que bien... [por qué, por qué, por qué me hablás]
Cajera: Retiro es enorme.
Cecil: Y sí.
Cajera: Es mucho más grande que la terminal de acá.
Cecil: ... [sonrisa de compromiso]
Cajera: Es muy loco que el puerto esté justo en el medio...
Cecil: Si, ¿no? [en el medio de qué, por el amor de Buddha, callate]
Cajera: Igual, lo vi cuando iba, porque cuando volvíamos venía durmiendo, porque el colectivo se atrasó dos horas porque se rompió [sic] blablablablablablablabla
Cecil: Aaaaaah...
¿Qué más decir? ¿Qué sucede en la cabeza de la gente que cree que esta clase de relatos le pueden importar a alguien que no es tu amiga, ni tu pariente ni nada parecido?
Las conversaciones deben, necesariamente, ser bidireccionales. Si habla uno solo, porque la participación del interlocutor resulta absolutamente irrelevante, entonces es un monólogo disfrazado de diálogo. Punto.
Todos seríamos más felices si la gente que necesita hablar [pero no quiere ni pretende que le respondan] anduviera por la vida con una remera que avisara: Me gusta hablar porque sí y sin que me lo pidan. Esto nos permitiría a otros vestir la correspondiente: Te pido encarecidamente que no me hables, porque no dirijo un grupo de terapia. Gracias. Por lo pronto, pequeños enarboladores de antorchas, para no convertirse alguna vez en la cajera esquizoide de alguna situación, recuerden que "la puesta en marcha del músculo de la lengua [...] es accesoria y no tiene justificación, no es útil para la perfección del todo." [*]

[*] Rodrigo Fresán. "El aprendiz de brujo" en Historia Argentina.

19 comentarios:

Nefertiti dijo...

Yo simplemente no entiendo como la gente que recibe una sucesión de "aha", "claro" y "bueeeeno" ante su monólogo, no entiende que nuestra curva de atención bajó después de la segunda palabra...

Artus dijo...

cecil, por tu salud física será mejor q' de vez en cuando le cuentes algo; como por ejemplo las remeras de H o la vida de un gato porteño en Rosario. A ver sí en una de esas comienza a insultarte o llamarte, "mamita" :D. Mirá q' con esquizoides, no se juega ;)

Antes de irme, PRIIII ! (Nefer, no lo dijo :P)

Saúdos

Gabyta dijo...

aaaaaaaa como me embola!
Me esta sucediendo mucho ultimamente.
Y quienes mas me charletean sonlos taxistas y por lo general siempre arrancan con..."que tiempo loco no?" (?) he probado de todo, hacerme la que no escucho bien, contestar algo que no tiene nada que ver con lo que me dicen, incluso a un remisero que venia escuchando Radio 10 y se rio con una barrabasada que dijo el gorila de turno le mande un "Gorilas soretes" pero despues de un segundo de silencio, continuo muy campante hablando de lo acelerada que esta la gente en verano en esta ciudad.

Ojo con la cajera..me hizo a cordar al personaje de R. Williams, el de la casa de fotos que se obsesiono con una familia que revelaba en su comercio.

beso!

eMe dijo...

Jajajaaaa tenés que estar preparada Cecil, porque también te sacan por el acento, e INMEDIATAMENTE te ponen el sello de porteña turra mala onda maleducada quevinoahaceracá.

Muchas veces tienen razón (en mi caso, por ejemplo) pero vos poné cara de mala con rabia y no joden más.

Saludos!

La Pé dijo...

Ayyyy que fastidio la gente que te habla cuando no te interesa en lo mas mínimo la interacción! O los que te hacen caritas cómplices cuando un mocoso hace monería/cagada/chiste... antorcha ya!!!

Gaby dijo...

Diossssssssssssss!!!

Primero, no hables, a nadie le interesa, NO HABLES.

Segundo, rosarina de cuarta dejá de discriminar a los porteños, tarada. La próxima preguntale su mejor receta para preparar gato y están a mano.

Tercero y principal, ¿qué caracho le importa de dónde es una persona? La cédula se da para identificación, tarada, no para chusmearle a la vida a los demás, inútil.

Me saqué, me saqué mal, la pucha.

Beya dijo...

¡Te habla porque es tu fan!!! ¡Ella te admira!!
jajajajaja!

B.E.L.P. dijo...

Voy haciendo las remeras? Talles?

Un (Tipo) Cualquiera dijo...

No me incomoda tanto que me hablen, lo que si del todo no soporto es que intenten tocarme para empezar la conversación, eso de que te dan tres toquesitos en el hombro... ahí se sale el energúmeno interno y la cara de loco.

GABU dijo...

Creo que la cajera esa esta haciendo uso como quien no quiere la cosa del famosìsimo fastidio del rosarino hacia el porteño... ¬¬?

P.D.:Quiero creer que "H" te dijo previamente acerca de esa para nada supuesta rivalidat,no??

BESOS MUDITOS =)

Erica dijo...

A mi me pasa lo mismo, la gente me habla sin mi consentimiento...¿¡Poor quéeeee?!


Beso

LoreVero dijo...

Es asi nomas, y mira que a mi me gusta hablar, pero se interpretar en el lenguaje corporal ( cara de orto, mirada perdida, y hasta mutismo)y/o frases casi onomatopellicas (hmmmmm,ajaaaaaa, etc)la idea basica que al que tengo frente mio no le interesa tres cornos lo que le estoy contando, partiendo de la base que es enfermizo y da una idea de "deseperacion social" el que te quieran contar SU VIDA a alguien que JAMAS FUE NI SEGURAMENTE SERA PARTE DE LA MISMA, y sobre todo que NO LE INTERESA NI HACE ESFUERZOS POR DISIMULARLO...
No es ser gentil esa actitud es ser sumamente hincha pelotas...
Pero no hay forma que interpreten (porque conocer las conocen) estas señales de DESINTERES ABSOLUTO, y comprendan que si estamos compartiendo un momento en sus vidas, es meramente casual y circunstancial, jamas predemitado ni deseado por nosotros, y generalmente es consecuencia de que son prestadores de algun servicio y/o simples "ocupantes de espacio publico" con los cuales coincidimos en tiempo y lugar...
Sin ir mas lejos, hoy subo al remis para ir a trabajar, y no me agrada que a las 6:30 de la mañana, no solo quieran contarme de su vida sino que ME HABLEN...Necesito tiempo para interactuar, si mi hijo de 9 años lo comprende y lo que es mejor lo respeta y hasta comparte esa necesidad (Un beso con abrazo y un suerte entre los dos y es el mejor inicio de mañana NADA MAS)porque un adulto "normal" no lo hace!! si subo al remis, y me percato que me vea colocandome los auriculares para escuchar mi mp3 y hasta hago movimientos ritmicos con mi cabeza, y no conforme con eso giro mi rostro apuntando hacia la ventanilla y/o me coloco lentes... aun asi durante los 20 minutos que dura el viaje, de reojo observo que gesticula a razon de estar largando 1000000000000 de letras por minuto,y me muerdo la boca para no decirle: NO ME HABLES...
Me sumo al uso de tu remera, y porque no una que diga: EL HABLAR DE TU VIDA A DESCONOCIDOS ES PERJUDICIAL PARA LA SALUD!! (algun dia alguien hara justicia y te hara callar)!!!!!
(Che creo que despues de mi comentario estoy con un pie de cada lado...Perdonnnnnn!!)

Ines dijo...

Hola Cecil, primera vez que escribo porque recien ahora descubri como logearme, en fin....
Leyendo tu relato me recordo a una situacion similar que pase ayer mismo con una señora de avanzada edad (lease anciana) en Fravega esperando la cola para pagar un secador de pelo. Trataba a toda costa de sacarme charla: primero con lo que estaban pasando en las quichicientas teles del local, despues la "queja" por lo caro que esta todo y asi. Jamás le contesté más que un "mmmmmm nose" pero la tipa meta a insistir, casi la ahorco con su propia chalina

R.Galatea dijo...

Que me hable un desconocido y me de charla, cómo me molesta! Me encontraba haciendo trámites en la municipalidad y se me acerca una señora y me dice:"cómo subieron los impuestos" y yo, como ya me la veía venir le contesté: "no se queje, usted los votó", y me fui.

Na dijo...

Che, más respeto a los rosarinos que no comemos gato.

Creo que el problema está en los que no registran que uno NO LES ESTA CONTESTANDO Y MIRA PARA OTRO LADO.

Saludos

Hernán dijo...

Mirada atónita es una forma bastante delicada para no describir mi cara pocos amigos. Si le hubiese hablado, aunque más no sea una palabra, seguramente el tono habrìa sido el de 'voz de oficina'.

Nos estamos olivdando del día en que preguntó quién comía tantos yogures, y de la semana pasada cuando pretendimos escaparle haciendo cola en la caja de al lado y nos llamó expresamente para atendernos.

Besos

Etienne dijo...

Yo, por esa misma razón, y para evitar el rosario de explicaciones que no sé con qué atribuciones me pedían, cuando renové el pasaporte, renové también la cédula.

Chau problema!











(ahora me preguntan si soy trasandino................)

Bella dijo...

Todos hablan, todos, DIOS!

Detesto tener que entablar conversaciones con desconocidos en lugares públicos!
No se dan cuenta de que si me miro los pies y no respondo no es porque estoy ocupada contándome los dedos?

AAAGGGHHH!

Alba dijo...

Me siento un poco identificada con tus pensamientos.

A mi por suerte la gente no me habla!!! Y cuando me hablan a veces me hago la que no escuché...

Y yo no hablo a menos que tenga algo para decir.

Cariños