25.2.10

El futuro tiene cara de espónjido

Malaventurados los espónjidos, que en su desubicación infinita, creyeron que pasarían los exámenes sin leer y sin estudiar, sólo porque la profesora renunciaría a fin de mes. De ellos seguirá siendo el infierno de las mesas examinadoras y la incómoda ignominia de tener que estudiar mientras el resto de los espónjidos pastan tranquilamente al sol.
Malaventurados los docentes, que ante su pretendida impotencia para cambiar el curso de los acontecimientos, terminan aprobando catervas de analfabetos funcionales, al grito de: "¿Qué más se le puede pedir a este pibe?".
Siempre se le puede pedir mucho más, aunque, en rigor, pedirle que responda lo que se le está preguntando -ni más ni menos- no califica como 'pedir demasiado'. Si ustedes supieran efectivamente en qué condiciones se han arrojado, durante este mes, cientos de espónjidos hacia la universidad, sentirían el mismo pavor que yo siento en este momento. Lamentablemente, que una sola persona no los deje avanzar, no soluciona las cosas. La batalla contra el sistema es mucho más ardua y requiere de muchas más antorchas. Yo hago lo que puedo, pero si no me colaboran, no le pidan peras a este olmo.
Y así está la cosa.

17 comentarios:

Gaby dijo...

PRI madrugador, yeaaaah!

Gaby dijo...

Esa frase, "¿qué más se le puede pedir?", me da terror. Los pibes no son idiotas, pero si los adultos los tratan así, entonces corren el riesgo de volverse idiotas. Uno se constituye a partir del deseo del otro, ¿qué estará queriendo esa sociedad para pensar que sus hijos son estúpidos?

Da mucho terror.

Beso!

B.E.L.P. dijo...

El conformismo de un "qué más se le puede pedir" suena a falta de vocación, o falta de covicción, o a haber agotado todas las instancias. Aunque de este último caso seguramente pocos podría REALMENTE jactarse.

Lo más triste de todo es el resultado que vemos si analizamos un poquito el por qué de tanta esponjoidez. No es genético, es generacional, y provocado. Provocado por las mismas generacioens que miran para otro lado a la hora de buscar soluciones, para no hacerse cargo de los motivos.

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

esa frase me suena a relajo, a que nada mas tiene sentido, total... muy probablemente no vuelvas a ver a esos mismos pibes pegandose la cabeza contra la pared una y otra vez, por la falta de oportunidades, porque si fracasan así en la primaria o en el secundario, en la universidad no se salvan.

oh besos, cecil, justiciera!

Verónica Molina dijo...

Si no le podemos pedir más a un pibe (hablando de exigencias normales, peras del peral), entonces tampoco podemos pedir nada de nadie, ni de nada. Nos quedamos todos tratando de resignarnos en el chapoteo de la mediocridad absoluta. Pobre Somerset Maugham ("La vida es curiosa, si sólo estás dispuesto a aceptar lo mejor, muchas veces lo consigues"), si viene a nuestros colegios y universidades se vuelve a morir, se vuelve.

La Pé dijo...

Que triste es ver que las expectativas sobre un espónjido se limiten a que zafe en un exámen, (y les aliviane el trabajo) y no mandarlosde vuelta con la ilusión que aprendan algo en su paso por la educación escolar... No piensan que esos espónjidos crecen en ese ambiente y serán adultos que actúen de la misma forma una vez crecidos? mmmm no me gusta nada pensarlo...

D.I.E.G.O. dijo...

Los jóvenes son el futuro y todo tiempo pasado fue mejor.

Como mas, se les podría pedir mas, pero mas de lo mismo?.

Estamo en el horno estamo!


saludos

MateConDuraznos dijo...

Cecil, usté siga luchando. Una antorcha no hace verano (?) pero de a poco serán muchas más... Y entonces algo habrá cambiado.

(Faaah, que pueta.)

...(des)encontrada... dijo...

con razon llegan a la facu en ese estado... y tenemos que aprobarlos porque ¿Qué más se les puede pedir? ¿Que sepan escribir? Diosssssssssssssssssssssssss

GABU dijo...

Còmo que màs se les puede pedir???!!!


Hay que exprimirles el cerebro y si no sale nada màs hacèrselos explotar y listo el pollo!!!

ANTORCHEEMOS ESPÒNJIDOS A MANSALVA CECIL!!!!
jajajajajajajajaj

BESITOS MÀS KILLER QUE NUNCA (:S)

Bella dijo...

A madre (que trabaja en un colegio, remember) un padre le preguntó ayer si era cierto que los espónjidos ahora podían pasar de año con más de 2 previas. Madre le dijo que no estaba confirmado, pero que ojalá que no, porque sería terrible...

El tipo casi la abofetea. Su respuesta fue: "Usté está a favor de la deserción, tonce?".

Con padres así, ¿qué se puede pretender de los espójidos de los hijos?

Los chicos son así porque los padres ya son así.

Es patético, pero real.

Menna dijo...

Uff... si conoceré casos.

El turno tarde en mi escuela es un rejunte de repetidores y chicos con mala conducta... el tema es que, por ejemplo, una profesora renunció porque ella quería mandar a diciembre a todos, exceptuando a uno o dos, porque ninguno estudiaba... entonces la dirección le dijo que no lo hiciera porque el colegio no se podía quedar sin esas matrículas... Entonces ella dio media vuelta y no volvió más.
Fue otro profesor y bueh... los aprobó con 7.

lau dijo...

el sistema y el autoboicot = un solo corazón.

Boordu (Scorpius Cloth) dijo...

Genial la actitud.
Y gracias por sacar ese dibujito molesto del pie del blog.

Lean dijo...

Controversial post... al menos para mí, que no terminé el secundario.

Estoy de acuerdo con vos, las cosas deberían ser distintas. Como dice Bella, no puede ser que un padre defienda a que su hijo sea un ignorante por elección propia. Por molesto que sea, quienes son padres deberían romperle las pelotas a su prole para que sean alguien/sean cultos/no elijan la fácil. Pero no es la primera vez que veo como padres esperan que el hijo termine el secundario para meterlo en la empresa donde trabaja papito, a quien no le tocan el culo ni por casualidad. Por ende el pendejo es libre de mandarse cagada tras cagada que nadie le puede decir nada, y así terminan siendo unos vivos bárbaros de 40 pirulos que se llevan el mundo por delante sin saber un carajo de lo que hacen. Y creéme que en mi profesión hay muchísimo "técnico recibido"/"programador" que se COMPRÓ el título y no sabe más que formatear e instalar Windows ¬¬ Dicho sea de paso, nunca estuvo en mi mente el estudiar ingeniería en informática acá en La Costa, puesto que la Universidad de acá es paga, los profesores, siendo de La Plata, van cuando se les canta (llovizna y no van), el nivel el PÉSIMO en comparación a la La Plata, Tandil o la UBA (en ese orden), y a todo esto, es PRIVADA (y te afanan a mano armada). En definitiva, acá te terminan dando el título para no quedarse sin alumnos y que se les funda la universidad. De hecho lo mismo pasó en el secundario donde cursé la tecnicatura. Es lamentable saber que hace 7 años (el año en que terminé la cursada) habían 4 cursos de informática y 5 con especialidad en maestro mayor de obras. Y hoy día hay 9 cursos de TURISMO, 1 de informática y 2 de maestro mayor de obras ¬¬

A ustedes, que siguieron ejerciendo la docencia: si no saben NO LOS APRUEBEN. Que se calienten por APRENDER, no por zafar.

Dicho esto, estoy dejando un detalle de lado. Cada día noto más que quienes enseñan (me incluyo en lo de enseñan, no en lo que digo ahora) no aplican lo que deberían de haber aprendido sobre pedagogía educacional. Ya ni les calienta si sus alumnos se molestan en aprender, sólo se quejan y se echan en los laureles, aprobando a todos. No, así no es. Si no quiere aprender no tenemos que dejar de prestarle atención, sino todo lo contrario ¬¬ Entiendo que a veces se tornan insoportables (tuve alumnos de 8 años hasta 63), pero no pueden negar la satisfacción que le da a uno que aquel que no quería hacer nada hoy día sabe lo que le enseñaste (y más en algunos casos). Que me haya caído la madre de uno (el peor alumno que tuve =P), después de vacaciones de invierno, a agradecerme porque sólo se las ingenió para arreglar su placa de sonido (QUEMADA) fue una de las razones por la cual adoro mi verdadera vocación...

Auspició "Franco Buenaventura, el profe" xD

(8)De cadaamorque tuve tengo heridas, heridas que nocieeeerran y sangran todavía (8) =P

Malhumoretti y Neptuno dijo...

Ahora que estoy lejos lejos de esa época, entiendo todo. Cuando era espónjida, no podía creer que no me aprobaran.

Cecil dijo...

Como la mayor parte de ustedes, ese conformismo me parece imperdonable. Sin embargo, no todos terminan aprobando por eso. A veces, sobre todo en materias como la mía, es cierto que 'no se le puede pedir más', porque lo que puede mejorar un pibe en un sólo año es limitado. Si empezó escribiendo con los pies, el hecho de que a fin de año pueda armar más o menos un texto, es un avance importante.
Igual, casi siempre que escucho esa frase, no se trata de mi interpretación sino, más bien, de 'qué más le puedo pedir a este bobito'. Y eso es triste, sobre todo porque siguen aprobando sin saber leer ni escribir. Y pareciera que no se puede hacer nada al respecto, porque los que tienen poder siempre son los otros.