17.12.09

El que se la cree, pierde

Pocas situaciones son tan absurdas y ridículas como las de los exámenes. Desde la visión del estudiante, el examen es algo así como un momento horrendo, en el que puede tirar por la borda el esfuerzo de todo un año, de un cuatrimestre, de un bimestre o, al menos, de unos cuantos días de trabajo tedioso y forzado. Desde la visión del profesor, las cosas no varían demasiado: el examen sigue siendo una situación horrenda, en la que debe fingir que le interesa lo que cientos [?] de pánfilos tienen para decir sobre algo que él/ella, en el mejor de los casos, ya sabe y puede enunciar con mucha más gracia y esplendor.
Lo más triste del asunto es que tanto profesores como estudiantes saben con certeza que el examen dice realmente muy poco acerca de los conocimientos que determinado sujeto tiene sobre una disciplina específica. De hecho, todos sabemos que aprobar un examen no significa saber sobre esa disciplina, ni haber leído la bibliografía sobre el asunto, ni nada parecido. Cuando aprobás un examen, lo único que sabés es que tuviste suerte: quizás te preguntaron lo único que sabías, quizás el profesor estaba de buen humor o apurado y le daba más o menos lo mismo lo que dijeras, siempre y cuando pusieras cara de circunstancia y trataras de decir algo.
Entonces, ¿por qué el sistema educativo se empeña en que ese sea básicamente el único instrumento que utiliza para promocionar estudiantes de un año a otro? Porque es el más simple. No importa lo que hayas hecho durante la cursada de una materia: si al final, podés responder tres o cuatros preguntas, aprobaste y podés avanzar [como si eso significara algo]. Tampoco importa si te rompiste la cabeza tratando de encontrar otra manera para evaluar a los demás acerca de eso que se supone que sabés: tarde o temprano, esos sujetos que son tus alumnos se toparán con los exámenes tradicionales y deberán estar preparados para afrontarlos.
Como payasos superficiales de un circo berreta, todos terminamos jugando a que la situación de examen es 'una instancia más de aprendizaje' y con ello, apaciguamos las culpas [?] y nos distraemos de la ridiculez del momento. Y cuando te toca a vos llevar la batuta en esa circunstancia, sólo podés mirar a las víctimas con un dejo de envidia, porque en contra de todo pronóstico, estar del lado del "juez"en semejante simulacro del saber es siempre mucho más penoso que estar allí simplemente porque no te queda otra, porque no está en tus manos decidir que las cosas sean de otra manera.

19 comentarios:

MateConDuraznos dijo...

Pri???

Vi los comments en 0 y me emocioné. Ahora vuelvo.

Cecil dijo...

jajajajajajajajaja


=)

LaTíaPé dijo...

Lpm! por un pelito!! Casi llego al pri!
Yo siempre pensé parecido con respecto a los exámenes, se rompen la cabeza un par de días, tienen una "idea" gral.. (que olvidarán cuando salgan de rendir) y chau pinela. Yo (y le agradeceré eternamente inculcarme amor por la lectura) tuve una profesora de literatura, que no sólo nos hizo conocer los libros mas "importantes" que debíamos ver en la secundaria, sino que su "exámen" era, después de leer, interpretar el contenido, etc... representar una obra de teatro (clásicas, grzalmente, hice de tipo en La 3º palabra, tomá, ja) y así aprendimos mucho mas que en un exámen hojita en mano.

LaTíaPé dijo...

che, el pri de mate no sirve, porque no comentó....

PRIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

revienten...! jaaaaaaa (Soy mala, soy "Calamidades", no lo olviden)

MateConDuraznos dijo...

Ahora sí... ya estoy mejor.

El momento de examen (y si era oral, mucho peor) es de los más horribles que pasé como estudiante.
Me aterró, siempre. Y si el profesor no se apiadaba un poco de mi estado de descomposición psíquica, los resultados no reflejaban el esfuerzo que había puesto para llegar ahí.

Pocas veces me tocó alguien que tomara diferente. Y esas pocas veces fueron las que más disfruté de lo que había aprendido.

un beso

(Y no vale que me saquen el pri. Quedé en shock un rato y luego comenté. Un poco de piedat che!)

Gaby dijo...

PRIIIIII!

Muahahahaaaaaaaa! El miércoles tendré mi bautismo de fuego, más luego te contaré.

Muaaaaaaaaaaahahaha!

Bella dijo...

Oh por Dios los exámenes.
Creo que no vuelvo a estudiar para no pasar esos momentos de penurias.


Igual, coincido 100% contigo!!

talita dijo...

el examen oral y escrito es normalizador. no es una instancia de aprendizaje a menos que el estudiante considere que debe aprender. no sé como funciona en la instancia secundaria, nunca me lleve materias. pero en el caso universitario, sí, el examen final era integrador de conocimientos.
sin embargo, por la ruleta rusa que supuso un profesor en una materia, estuve con dos años de pánico a dar finales. ahi fue en donde me dí cuenta que no importaba cuanto supieras, dependia del humor del docente. también es cierto, que la instancia de examen debería ser configurada de otra manera, en donde se evaluara tanto el aprendizaje del estudiante como la capacidad del docente. y así ud, querida cecil, no se encontraría con los espóngidos que tiene de colegas.
saludos

GABU dijo...

Recuerdo que cuando intentè estudiar abogacìa,me entusiasmè sobremanera con economìa (si,si,ya sè que es rarìsimo) pero los profesores eran unos copados y las clases a pesar de ser los Sàdados tambièn,me fascinaba...

El caso es que pasè economìa con un diez perfectìsimo,en asistencia tambièn!

P.D.:Grosìsimo fue mi error al momento de las felicitancias hacia mi persona cuando admitì no haber adquirido ni una hoja de ningùn apunte y toda mi sapiencia se basaba en lo dicho en las clases,por poco y me linchan!!

Al final en vez de sentirse orgullosos porque como docentes cumplieron sobradamente su funciòn,se crisparon,a algunos no hay poron... que les venga bien,eh?! :S

BESOS Y REMEMBERS

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

calimidades, y mateconduraznos: no se hagan las vivas porque esta claro,-no hace falta que dé mas pruebas que la evidencia de mis derechos a invalidar todos los pri que no sean mìos-, que el PRI y el PLI, valga la redundancia, SON MIOS. lalalaal

dejen de pelear. :D

Ahora, la verdad mi querida, este post es sensacional, clap clap, las didacticas de enseñanza/aprendizajes son bastante pedorras, y como usted dice, por mas que uno tenga cierta inventiva, tarde o temprano, quienes estan del otro lado, van a tener que toparse con lo obvio e inevitable: los finales o pruebas.


Besos oh, cecil.

Etienne dijo...

No quedan muchas opciones, los exámenes son lo más objetivo dentro de un sistema subjetivo.
En castellano (es para que los espónjidos que leen esto lo entiendan), los exámenes traducen conceptos abstractos como: "no sabe un sorete", "estudió de memoria", "se copió", "es repitente y por eso sabe la mecánica del exámen", "resaca", "laguna mental" y otros varios en una escala comprensible y mensurable de 1 a 10, donde la conjugación de otros factores, también subjetivos, tales como "estado de ánimo", "resaca", "malco", "ensoñación", que sufren los evaluadores influyen notablemente.
Estoy de acuerdo que los exámenes no definen lo que saben los nenes pero si definen otras cosas.

Cecil dijo...

latíapé: yo no te quiero arruinar la admiración de tu profe, pero eso de 'hacer una obra de teatro', ponele, es un recurso ampliamente utilizado por los profesores para no corregir jejejeje

te lo dije =P

che, no le invalides el pri a mate, que estaba emocionada =P

Cecil dijo...

mateconduraznos: yo le revalido su pri, no se haga problema [?]

la última vez que di examenes, reviví el pánico, el revoltijo en el estómago, los sudores fríos, todo todo como la primera vez

ojalá el sistema nos dejara disfrutar más y no se impusiera desde el miedo

beso!

Cecil dijo...

gaby: a vos, seguro que te van a dar pena. pensá que alguno se va a poner a lloriquear y a hacer todas esas cosas con las que los chiquitos creen que nos manipulan

la frase para ese momento es: "por mí ponete azul, pero la nota es esta"

=P

Cecil dijo...

bella: no me diga eso, que yo prentendo seguir en carrera... shoot me

beso!

Cecil dijo...

talita: amén.
estoy completamente de acuerdo con usted: el examen debería ser realmente un camino de doble vía.

soñar no cuesta nada, pero frustra... lo sé =P

besos

Cecil dijo...

gabu: aiiii, yo voy a hacer ese mismo intento ahora. vamos a ver cuánto me dura jajaja

claro, nena, esas cosas no se le dicen a la gente, porque entonces les mostrás sus supuestas falencias in their faces =P

oh, los recuerdos

besos!

Cecil dijo...

caro: gracias!

y dejá de amenazar a la gente que en buena ley se gana su pri 'mv

te estoy vigilando, eh =P

besos

Cecil dijo...

etienne: es probable que definan otras cosas, pero, me pregunto... para qué? eh? jajajaja

será que yo me siento muy bobita preguntando cosas que ya sé y perdiendo muchas horas de mi vida corrigiendo =(

besos!