20.12.09

El ocaso de las frutas abrillantadas

La mayor parte de las veces creemos que no podemos cambiar el mundo. La mayor parte de las veces en las que nos abruma esa sensación, tenemos razón. Sin embargo, nuestra generación [y con 'nuestra generación' me refiero fundamental pero no exclusivamente a quienes vivimos la infacia de la década del ochenta] alcanzó un logro que, quizás por nimio, suele pasar inadvertido.
A fuerza de negarnos sistemáticamente a ingerir panes dulces atiborrados de frutas abrillantadas, hemos logrado, sin quererlo, que hoy proliferen los mismos productos o bien, sin frutas, o bien, con chips de chocolate y/o almendras y nueces, que son a todas luces los únicos ingredientes que hacen que valga la pena engullir millones de calorías por porción. La fruta abrillantada, señores, está en decadencia gracias a nosotros [?].
Durante mi infancia, la frase materna "ya te va a gustar cuando seas grande" se aplicaba, básicamente, a tres cosas: a) el tango, b) las frutas abrillantadas y c) las pasas de uva. El único vaticinio certero fue el del tango, lo que probaría que si mimadre hubiera pretendido ganarse la vida como pitonisa, nos hubieran comido los piojos en la mayor de las miserias. De hecho, no conozco a nadie de mi generación que hoy ingiera feliz de la vida esos dos elementos ante los que pusimos cara de asco durante tantos años. Si alguno lo hace ahora, bien podría ser tildado de traidor: hay ciertas mañas de la infancia que no se manchan, señores, porque forman parte de lo que, en ese momento, era nuestra única posibilidad de resistencia.
El aceite de ricino es a la generación de nuestros padres lo que la fruta abrillantada es a nosotros. Se me ocurre, entonces, que cada generación gana una pequeña y absurda batalla contra alguna cosa espantosa del mundo, con lo que logra, al menos, que sus hijos no deban padecerla. Estaría bueno que, conscientes de nuestra fuerza [?], tratemos de poner el ojo en mejores targets, como el hambre, la corrupción o la estupidez, a ver si de una vez por todas las eliminamos de la faz de la tierra. Mientras eso no sea posible, alegrémonos, hermanos [?], de nuestras pequenísimas victorias, aunque sin conformarnos con ellas jamás.

25 comentarios:

Bastiana Baltar Bux dijo...

PRIIIIIIIII

Ufa. Me gustan las frutas abrillantadas (ahora, de pequeña las odiaba), el tanto (de siempre) y las pasas de uva (de siempre también).
¿Y ahora qué hago?

Bastiana Baltar Bux dijo...

Fe de erratas, donde puse 'tanto' debí poner 'tango'.
¿Será que me gusta tanto el tango?

¡Aguante Rovira!

Julia dijo...

El pan dulce, con o sin frutas abrillantadas no me gusta, ni me va a gustar, como así tampoco la rosca de pascua. Pero las pasas de uva si me gustan, desde que era chiquita, como el tango. En fin.
Lo que nunca me va a gustar, y no me gusta de chica es el mondongo.
Pero apoyo las otras causas, que se sepa (?)

Rafa dijo...

Sí, sí, cuando sea grande.
Mis abuelos y mis padres tragaron cosas que yo no tragaré jamás.

Por otra parte me gustan las pasas (Cecil, me pregunto por qué se te habrá ocurrido escribir algo de pasas). Y que nadie me toque a Gardel.

"Mimadre"
jajajajajajaja :) :)

Julia dijo...

Ah, me olvidaba


Pliiiiiiiiiiiiiii.

=P

Rafa dijo...

Puajjj !!!!
¿Y esa puta guinda asquerosa que ponen encima de algunos pasteles y tartas? Es que le quita todo el encanto.

Menna dijo...

-Jaja, ODIO las frutas abrillantadas.
-Detesto las pasas de uva.
-Me encanta el tango.

Menna dijo...

Juliaaa... a mí tampoco me gusta el mondongo. Es una de las pocas cosas que JAMÁS comería, ni siquiera en la casa de alguien que no conozco.

Rafa dijo...

¿Mondongo?
Eso suena a culo de mona.

Gaby dijo...

Ehmmm, puaaaaaaaaaj! Hemos ganado la batalla!! Esas cosas amargas son lo peor, realmente no lo entiendo. Un asquete. Igual una vez hice naranjas confitadas caseritas y les digo que no eran tan horripilantes, se dejaban comer bien, quizá sea cuestión de calidad.

Igual son repugnantes tal como las pasas de uva. Y los tangos... en fin... a fuerza de escucharlos te terminan gustando.

Supongo que nuestros hijos abolirán lo agridulce (mmm, fosforitos)... aunque algunos ya hallan comenzado la lucha =PP.

Besos!

Rafa dijo...

¡Aaaaaaaaaaaaaaaah!
Intestinos y estómago (callos).
Pero si eso está bueníííííííííííííííííísimo.
Los de ternera mucho mejor que los de cerdo.

Etienne dijo...

Salgo aqui en defensa de la fruta abrillantada!!
Debo ser entonces el único que ha perdido esta batalla, pues prefiero asaltar el paquete de fruta antes que el de higos en pasas! Ya sé que tiene gusto artificial, pero a fin de cuentas, todo alimento lo tiene!!
El tango es esa cosa intrínseca que nos debería gustar por decreto a todos, igual que el folclore.
Las pasas, eso si que nunca me gustaron, y por culpa de ellas, no tolero el puré de papas!!

Etienne dijo...

Lo que me revienta son los budines marmolados...

O son de vainilla o son de chocolate!! No se puede mezclar así, impunemente los dos sabores!!

Etienne dijo...

Y 14, para que Gaby no se nos ponga mal...!


Aprovecho para decir otra cosa: ¿es obligación comer turrones solamente en esta época o se pueden comer también en marzo??

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

vamos carajo!!!!!! la fruta abrillantada junto con el dulce de membrillo, dddddddd, no son de mi agrado, y creo que nunca lo serán, nunca lo serán, jojojojoo [con risa de bruja].

El tango sí.


La felicito por este post en el que, como siempre, nos escupe sabias verdades.

Marcela Calderón dijo...

jajaja... ¡me estoy riendo tanto con todos!
Soy bastante ecléctica en mis gustos gastronómicos. Debo confesar: a mí me gusta todo eso: las frutas abrillantadas me gustaron siempre, las pasas, también. El mondongo, es riquísimo. Y me sale bárbaro.....jaja. (Buseca, Rafa...eso sí: te doy la razón con las guinds de gelatina horribles con las que coronan ciertos panaderos sus pasteles..je)

¿El tango? No es lo que más me gusta, pero concuerdo con Etienne...

¡Y yo también quiero comer turrón todo el año!
jaja.

Bastiana Baltar Bux dijo...

No, lo que es un asco es el huevo ese horrible que le ponen a la rosca de pascua.
¿A quién se le ocurre?

YO dijo...

En defensa de las pasas debo decir ke no todas son iguales. Sobre las pasas tradicionales, esas feas, oscuras y de sabor a viejo no voy a decir nada porke nos indefendibles, pero, por error, una vez comí una pasa de uva ke estaba en el mix de frutos secos salados (manies, almendras, habas, etc...) y me gusto. Osea, Las pasas de uvas saladas no son tan malas.
Sobre lo demás, tiene usted toda la razón!!! mi madre sigue comprando un pan dulce ke es mas frutas ke pan y yo me compro mi "Dolce di Verona" suave, esponjoso y sin rastros de frutas :-D I´m HAPPY!!

Menna dijo...

Lo que no puedo comer son las salchichas alemanas :( Las probé en la casa de una compañera ¡Y las tuve que comer por compromiso!

Casi me atraganté porque apenas masticaba, mandaba un pedazo de pan y así pasaban, enteras nomás.

:(

GABU dijo...

Uhhhhhhhhhhh!!!!!!!

Me hiciste recordar que tengo que clavarme 12 pasas de uvas pa' fin de año,SHIT!!!!!!!

P.D.:Yo debo ser naturalmente "la anti fiestas" porque salvo por el escabio no me gusta ni lo que sirven para comer,podrìamos a estas alturas ponerle un poco de ondina al morfeteo mìnimo,no?? :S

BESITOPPPP

Eric 2.0 dijo...

Puede ser que hayamos ganado una batalla, pero añado una óptica un poco más pesimista: y si el capitalismo encontró otra manera de cooptarnos??

Bella dijo...

Yo propongo una muerte lenta y dolorosa para el que inventó las frutas abrillantadas. Las odio. Arruinan todo.

Las pasas, en cambio, son adorables =) Me gustan las de uva, las de ciruela, las de higo (baba). ¡Pasas pasas pasas!

Y del tango no digo nada, porque no me gusta pero es patrimonio nacional (?).

Neptuno dijo...

Pero no....
Las frutas abrillantadas eran para ese momento en que la reunión familiar era un embole y entonces te servías una rodaja de pan dulce y se te pasaba un buen rato sacando las frutas abrillantadas (que es un arte lograr sacarlas ¿eh?)... Como quien no quiere la cosa se te iba media horita en la tarea..
Ustedes no entienden nada!!!
beso
PD: odio, más que odio, las frutas abrillantadas!!!!!!!!!

vampiresa dijo...

DEFINITIVAMENTE, NO PODEMOS CAMBIAR EL MUNDO.

LaTíaPé dijo...

Yeah!!!
Desterremos las frutas abrillantadas, el membrillo, las pasas, el mondongo y los pistachos!!!