14.7.09

en las entrañas del mismísimo infierno

Me subo al micro. Llego hasta el lugar en el que debía sentarme y me encuentro con una señora muy apoltronada. La miro. Me mira. Le sonrío y le pregunto: "Usted tiene el asiento del pasillo, ¿no?" Me hace un gesto de afirmación como si me hiciera el favor. Pienso un segundo. Quizás el destino me esté mostrando de algún modo que no debo sentarme ahí. Vuelvo a mirarla y le digo: "Bueno, vamos a viajar en paz. Le doy permiso para sentarse ahí, pero porque yo quiero". Menos mal que no hice valer mis derechos frente a la vieja advenediza, porque más tarde, mis derechos de pasajera fueron tan pisoteados que me hubiera sentido realmente idiota por patalear [con razón] caprichosamente.
En medio de la nada misma, el micro detiene su marcha, cosa esperable dadas las inauditas paradas breves que veníamos haciendo. 'Se rompió la bomba de agua', nos dice el chofer, 'vamos a bajar y los vamos subiendo a los micros que pasen hasta que venga el auxilio, así no llegan tan tarde'. A todos nos pareció una buena idea, dadas las circunstancias. Qué idiotas.
Diez minutos después, para otro micro. Nos subimos. Cuando nos dimos cuenta de dónde estábamos, ya era tarde: estábamos en camino. Perdí de vista a los pasajeros del micro roto. Así que me senté como pude en el ínfimo asiento, tratando de no respirar. La situación era esta: pasamos de un micro que hace un servicio directo entre dos ciudades, coche-cama o ejecutivo a una coctelera sucia, atiborrada de asientos y llena de familias con nenitos, que habían pagado por un martirio de miles de horas hasta Río Pilcomayo.
El concierto de toses con catarro abundante era atroz. Los nenitos que iban y venían tocándolo todo a su paso hubieran justificado a Herodes. Escuché impasible todo el relato de cómo la Claudia había llevado al Masi a no sé qué hospital. Quise inmolarme en mi asiento repetidas veces, pero supuse que la gripe A se iba a encargar de mí en cualquier momento. O quizás el bacilo de Koch anduviera por allí también. Nunca se sabe.
Como el resto de los pasajeros del primer micro también sintió que habíamos sido secuestrados por asesinos disfrazados de choferes, no hizo falta arengarlos demasiado. Enarbolamos antorchas contra la empresa que habíamos contratado, que respondió como quiso. Que me den a esa altura del día un pasaje sin cargo es tan ridículo como indignante. Deberían pagarnos una indemnización por tolerar tanta infamia.
Lo peor del asunto no es eso, de todas formas. Toda esa gente que viajaba en condiciones aberrantes, en las mismas condiciones antihigiénicas, iba a seguir así hasta Río Pilcomayo, como a mil horas de distancia. El hecho de que no tengan dinero para viajar más cómoda y rápidamente, ¿le da derecho a una empresa criminal a hacinarlos como chinchillas y a meterlos en una catramina sin aire y sucia? Parece que sí. No me vengan con que ellos podrían decidir no viajar y punto, porque no siempre se tiene esa posibilidad de elección.
Los dueños de la empresa que hace estas cosas deberían ser encerrados en sus propios micros y alguien debería llevarlos hasta Canadá en esas condiciones. Por mucho menos que eso, los pasajeros del Roca prenden fuego vagones, así que, señores, no se confíen. Vendan pasajes para ganado, pero no para personas, por lo menos, de ese modo, no se los puede acusar de estafa.
Todavía me dura el espanto. Y ya no puedo ni invocar la protección de Buddha. Me han desamparado [?].

18 comentarios:

Living dead dijo...

Buscá en Ares, Youtube o engendros similares, la canción "Final del viaje" de Zambayonny...y vas a comprender qué tan masificada está tu experiencia.

P.d.1: Zambayonny es mi mayor hallazgo musical de los últimos 10 años.

P.d.2: Es momento de pensar seriamente en considerar la compra de un auto como un proyecto prioritario.

Beso

Y pri, creo...

Menna dijo...

PRII? No tengo forma de saberlo :(

Menna dijo...

Es terrible. Con todo el tema de la gripe estos señores ni se dignan a mantener en condiciones más o menos pasables el vehículo en el que mucha gente viaja a diario...

Una vergüenza.

Artus dijo...

oh! cecil, en q' manos has caído?
Vos, también a quién se le ocurre subirse al 1er. bondi q' pasa?
Chambona!!



Ah!

PRIII!!!!!!

Ana dijo...

Pucha... me había ilusionado pensando que era "Pri" y noto que pusiste la moderación de comentarios. La frustración y la tristeza que tengo no me permiten comentar nada interesante. Me voy y luego vuelvo, más repuesta.

Gaby dijo...

Perdón, no, perooo... Y AHORA CÓMO CUERNOS CANTAMOS PRIIIIIIIIII!


Esto es una injusticia, te voy a denunciar al INADI, sabelo =P.

Gaby dijo...

Y ya no puedo ni invocar la protección de Buddha. Me han desamparado [?]. Pero no, oh ceciL, usted invoque la protección de Lucho que siempre cura, protege, educa y entretiene.

Besos con barbijo hasta que se confirme que no está apestada!

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

PLI

PRI


ay Pol el amol de maikol, [te presto a maikol, temporariamente, hasta que reanudes la protección de Buddah], no me quiero imaginar lo que es un viaje 'aberrrante' con 3 erres. me da miedito.

:S

beshosh sheshil, beshosh, no estas sola, qué maikol te acompañe en el viaje de vuelta.

amen.

Karmakiller dijo...

Jajajaja, invoqelo al buda.

Si vuelve, los prende fuego a todos estos. Antorcha denserio.
Un abrazo zen...

Karmakiller dijo...

Che, estuve leyendo posts previos, hace un tiempo que no pasaba por el blog...

me mató el quilombo con guillermo lobo...jaja. Es un gran recurso para atraer lectores (a esa veta no se si la vieron jejeje).

Pienso que sos una grosa. Al igual que yo despotricás con las teclas, asi como otros en la calle lo hacen con la lengua, o con los puños...o con decisiones de gobierno...o puteando en la cancha.

Lo que me dice que sos una persona especial, es tu capacidad de haber realizado una autocrítica basada en la esperanza.
De que quizas no todo esté perdido...eso queremos oir los despotricadores.

Yo soy Budista Zen, practico hace tres años las enseñanzas de buda. Y como creo que viene la cosa Buda me chupa soberanamente un HUEVO. Y lo respeto igualmente.
Porque esa es justamente su enseñanza...el desapego...la NO "iglesia" de NADA en la vida.

Porque nada importa "demasiado", tanto como tu propia sonrisa sentida en el fondo de la panza.
Los maestros zen solian destruir estatuas de buda. O venerarlas, de acuerdo al dia de la semana...

Vos sos mas budista de lo que creés. Porque no sos esclava de tu orgullo.

bienvenida a la sangha...(comunidad de budistas)

máx dijo...

Esteeee... espero que el destinatario de este viaje convierta todo en una estadía reconfortante, si no, lo antorcheamos entre todos!

Eugenia.- dijo...

Bueno imaginate un viaje de 36 horas, desde gallegos a retiro. Bien y que se transforme en un viaje de 48 horas porque parábamos cada 3 horas por diversos dilemas. Conocí san Antonio oeste. Porque estuvimos varados unas 6 horas, vi un lindo atardecer y me cague mucho de frío, y me leí entero el martin fierro… Y eso que detesto ese libro. Ah y fue genial cuando el micro se detuvo completamente en la plata jajaja a 4 horas de destino… Por suerte viajábamos con gente dable, cosa que sucede pocas veces so…

Ah y tengo muchos maravillosas anécdotas de viajes, pibes con diarrea (Por dios como apestaba eso) y ruedas incendiandose.

Saludos che.

Eugenia.- dijo...

Sigue la moderacion???? Jajajaja... Lalalala...

Marianela dijo...

Por el Amor de...por el Amor de...de...Lucho?
Entiendo a la perfección como viajaste...tu indignación y tu tortura, por fortuna o desgracia viajo varias veces por años de una ciudad a otra, y te digo que nada me molesta mas que tener que cambiarle mi asiento a otro...porque mis pasajes los saco con tiempo así elijo mi butaca, la elección es caprichosa pero no es porque si por algo la hago...y las empresas de micro son vergonzosas creo que viaje en todas y la verdad un desastre.

Habría que antorcharlos a todos...

PD: suerte que te dieron un pasaje aunque tarde...a mi me han dejado clavada en la terminal de micros en mas de una vez y pucha que hice reclamos, una vez hasta hice llorar a la empleada de la boletería, pero de pasaje gratis nada!

PD2: por lo de GL esperemos que cada uno tenga su cuota de certezas y se pueda llegar a un entendimiento claro, de todas formas es una persona abierta al dialogo dista bastante de sus fanáticas que mas que eso parecen esposas celosas...

Etienne dijo...

Cecil, tomate un aéreo que está todo bien.
Si tampoco es taan caro!

Jajajaj!!

Besos!!

Elle Woods dijo...

Si el kilombo con GL fuera un recurso de publicidad no tradicional, por así decirlo, estaría bueno conocer los resultados del experimento, bienvenido el show de segunda línea. De todos modos, si es por la forma de decir las cosas y “poder decirlas de otro modo” supongo que los que leemos este blog lo hacemos justamente por el modo kill espónjido que usa Cecil (GL cuadra totalmente en la categoría) y por sus invocaciones al amor de Buddha. Este espacio también es una manera de ver que está haciendo Cecil para ser mejor, no?

GABU dijo...

CECIL... Èste pòstulo es como un dejà vú!!!!

Si mal no recuerdo en los micros casi siempre te boicotean el viaje a vos!!!

P.D.:Una vez me pasò algo mooooyyy similar yendo de vacaciones con mi hermana y jurè cobràrmela!!
Tal es el caso que la empresa nos hizo ver la mismìsima luz avernal en el camino,pero los pelotudazos de los choferes omitieron pedirnos los tickets de los bolsos al cambiar de micrito... ¬¬

Sì,sì,pensas muy bien!!!
Lo hice!!
Con los tickets en mis manos apelè a la supuesta ley o decreto que dice que si te pierden las pertenencias personales deberàn indemnizarte y asì fue!!!
Recuperè cada centavo invertido en esas vacaciones pero multiplico por cuatro!!
jajajajajjajajaajaj

Como buena,soy requete buenìsima,pero convengamos que de boluda no tengo ni un solo pelìn cuando quiero,opCvio... ;)

BESUPS

Vir dijo...

lo leí antes pero no había podido comentar
empecé a toser y a sentirme mareada de solo leer lo espantoso del viaje
xd!
Beso (después de ese viaje el beso es con barbijo)