26.4.09

on the road

parece evidente que, de toda la fauna micrense, la especie más temida y vituperada es la de las madres que viajan con sus pequeños retoños llorones y olorosos. sin embargo, sólo una de cada diez veces nos toca compartir nuestra travesía con una de estas señoras. muchas de esas veces, incluso, el retoño duerme a pata suelta durante todo el viaje y ni siquiera nos enteramos de su existencia.

las apariencias hacen que generalmente no notemos la presencia de un especimen mucho más pernicioso y molesto, que pisotea los derechos de los demás sin ningún pudor. me refiero al acaparador compulsivo.

este sujeto suele viajar solo y hace uso de las instalaciones del ómnibus como si se encontrara en el living de su casa. se levanta por lo menos treinta veces a beber agua y café sin reparar en que la pila de vasitos que él descarta descuidadamente no es un recurso renovable. con la misma frecuencia -dado que, pobrecito, ha bebido hectolitros de eso que escupe la máquina-, acapara el baño y no le importa si, quienes viajamos en el piso de abajo, olemos sus emanaciones descaradas aun tapándonos la nariz con ambas manos durante un tiempo que bien podría acabar con nuestras vidas.

por supuesto, el celular del acaparador compulsivo suena cada quince minutos, con las melodías más siniestras que nuestros oídos puedan tolerar. mientras habla a los gritos, no duda en cortarse las uñas de los pies, desabrocharse la camisa o abrir su valija para buscar un hisopo que luego introducirá en su oreja frente a nuestros impávidos ojos.

debería quedar claro que el transporte público es, precisamente eso: público. el hecho de pagar un pasaje no nos habilita a hacer partícipes a cientos de desconocidos de nuestras manías privadas. los ómnibus deberían venir provistos de una alarma detecta-acaparadores-compulsivos, cuya activación generara la expulsión automática de esta clase de ameboides infames.

22 comentarios:

Julia dijo...

Priiiii

Julia dijo...

yeah!!

in your face! =P

Gaby dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHH
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHH
AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHHH


grrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr

Artus Jorguín dijo...

Niñas, niñas! (a Julia y Gaby)

Cecil. No sabés lo lindo q' es viajar en tu propio auto, a pesar de la tensión. No hay que "sufrir" a otros; sólo a vos mismo(??). Lo siento, a veces tengo ganas de :P.
Uno q' viajo 800-1200 km en bus, en el pasado.
Saúdos.

Gaby dijo...

Jajajaja, voy a presentar un proyecto de ley para que se prohíba salir del hogar a todo niño menor de 18 años, son insoportables.

Ma' qué alarma! Prendele fuego y listo 'yey!!!!

Besos, Cecil!

Erica dijo...

Cecil, agregaría a coreanos que comen cualquier cosa y haciendo sonidos que perforan el cerebro aunque pongas el mp3 a full. Los últimos viajes a su pago me tocó compartir micro con esos sujetos. ¿Cómo lo bautizarías?



Beso

Menna dijo...

Gaby, me siento herida, tengo 16. Jaja es broma.

Eso es cierto... y lamento la suerte de las personas que tienen que bancarse a semejantes personajes.

Julia dijo...

Es un horror.. totalmente de acuerdo.
Pero si querés te cuento mis experiencias en el transporte público boliviano y lloramos todos jajaja... Ahí te curtís de tal forma que AMAS el deplorable transporte argentino

GABU dijo...

Yo creo que lo màs apropiado serìa que exista un transporte para todos aquellos seres que no viajamos munidos de nada que rompa soberanamente la paciencia ajena!!!

P.D.:Es màs,hasta deberìamos viajar gratarola por precisamente ser una expecie en clara extinciòn... ¬¬

Sì,sì,es posible que me haya ido al "joraca",pero hay situaciones que ameritan mantener alejados a los pocos que aùn nos mantenemos al margen de la mayorìa infecta!!

¡¡CHANNNNNNNNNNNNNNNN!!
jajajajajajaajaj

BESOPPPPP

Ana dijo...

Hace tres meses que dejé el bondi por auto, y a pesar de putear contra el tráfico y la manga de pelotudos al volante diariamente, es una obviedad que no extraño para nada...

La gente amuchada, los gritos, los negros cantando cumbia, los pendejos gritando "boludooo" cada tres palabras, la que habla toooodo el viaje por el celular, el que tiene olor a chivo. NO, no extraño nada de eso!

Anónimo dijo...

la alarma no solo tendria que estar en los omnibus, sino en todas las ciudades, y deberian ser echados del mismisimo planeta tierra.

Beya dijo...

Odio a los que roncan. Por el amor de dios, ¡hacé algo con esa nariz tapada ya mismo!!!!!

cecil dijo...

julia y gaby: [silb =P

cecil dijo...

jorguín: sé lo lindo que es viajar en el propio auto... lo hacía en el pasado, cuando me llevaban =P no manejo, así que soy rehén de los micros =(

slds

cecil dijo...

gaby: explicale a menna que la cosa no es con ella =P


el temita es que si los prendés fuego, sucumbís vos con ellos... capisce?

besos

cecil dijo...

erica: noooooooooooooo
noooooooooooooooo
noooooooooooooooooo
si me toca eso me mato
me mato o los mato. todavía no sé.

diga que una va y viene con una sonrisa de oreja a oreja [?] que si no, nos convertiríamos en asesinas seriales [?]

besos

cecil dijo...

menna: gracias por acompañarnos en nuestro martirio [?]

cecil dijo...

julia: oh, me han contado peripecias de esas. ahora, no nos conformemos con un servicio penoso y con usuarios de mierda sólo porque en otros lugares es mucho peor =(


besos

cecil dijo...

gabu: apoyo tu moción. debería ser ley. empecemos a juntar firmas. si no viajamos gratis, que por lo menos sea a mitad de precio =P


besos

cecil dijo...

ana: claro que no se debe extrañar eso =( yo me refería a un micro de larga distancia, pero padezco todo eso cada mañana, cuando viajo apretujada como palmito entre los obreros de la construcción [?] =S

cecil dijo...

anónimo: noooooo. todos tenemos derecho a vivir. podrían irse voluntariamente a una isla, se me ocurre... o podríamos irnos los que consideramos que no somos así =P

cecil dijo...

beya: se puede hacer algo: se le operan los cornetes y listo. si ellos no lo hacen, deberiamos hacerlo nosotras con una pico de loro en pleno viaje =P