24.1.09

la evolución de las especies [?]

cada vez que trabajo en algo que no implique hablarle a una caterva de pseudo.humanos acerca de las cosas que más me gusta leer y de las cosas que me parecen geniales y que no deberían perderse por nada del mundo [porque la literatura, sépanlo, es una de las razones por las que esta vida merece ser vivida, aunque haya que cruzarse con tantos seres hostiles en el interín (?)], me doy cuenta de que si tuviera que ganarme el pan de cada día con otra actividad, me hubiera apuñalado con un blister completo de alfileres.

no estoy idealizando mi penoso trabajo solamente porque estoy de vacaciones. tengo claro que cinco minutos en un aula atiborrada de nenitos de 12 años, me dan ganas de tener poderes para morirme súbitamente in situ. pero son otras ganas de morirse: son las ganas de morirse que te vienen [sic] porque, ante la imposibilidad de patearles los dientes y decirles: 'curtite, pendejo. dejá de quejarte y dedicate a aprender cosas, porque para eso estás acá', no te queda otra que desear tu propia muerte. si me dejaran utilizar mi famoso [?] palazo correctivo, muy otra sería la cuestión. en fin.

el tema es que ha llegado el momento de aceptar que si no pudiera percibir un sueldo, básicamente, por hablar de algo que se supone que sé [?] y por leer toneladas de bestialidades por año, me vería obligada a vivir debajo de un puente. y todos sabemos [?] que no te sobrevivo [sic] en la calle ni cinco minutos. gracias, domingo faustino [?], gracias.

[este amor repentino por la docencia me va a durar hasta el primer día de clases. aviso, para que después no digan que no resisto mi propio archivo (cosa que nadie hace, sépanlo, porque uno está vivo y cambia de opinión cuando experimenta determinadas cosas -sí estoy diciendo que los que no cambian de opinión, no piensan, no evolucionan, no viven... ¿ok?-)]

8 comentarios:

Etienne dijo...

PRIIIIIIIIII!!!!!!!!!!

Etienne dijo...

Yeah!!!

Etienne dijo...

La ensoñación provocada por el sopor de las vacaciones suele ser peligrosa, aunque nadie ha perecido bajo sus efectos, simplemente cambia las perspectivas.
No está mal añorar el laburo, al contrario. Estoy seguro que mucha gente trabajaría con mayor placer si no fuera obligatorio para ganarse el salario.
Está muy bueno que puedas verlo de esa manera (igual, te va a durar menos de una semana...)

Besos!!

Artus Jorguín dijo...

Ay, Malena..., perdón Cecil.
A esta altura, ya sabrás que enseñando en la Universidad también ocurre (suponiendo que, si estás cursando una carrera algo de ella te atrae, no?).
Me permitirías agregarle, además de la literatura, la música, algunas obras pictóricas, como razones para estar vivo ? (y seguro que me estoy olvidando algo...)

El Fantasma de Belgrano dijo...

Debe ser frustrante intentar enseñarle algo a alguien que no tiene el menor interés en aprender... ni en nada.

Gaby dijo...

Mmm, yo también extraño :-(

Erica dijo...

Estoy segura que tus alumnos te extrañan...

...sobre todo alumnaperturbadora! :P


Besos!

GABU dijo...

Y buè,como consuelo de tontas y de locas cumplo en ir avisàndote que cuando quieras recordar tus propiar palabras en realidad estaràs deseando conseguir un PUNZÒN para flagelar a esas preciosas amebas estudiantiles...

P.D.:No extrañes CECIL,que el tiempo pasa mucho màs ràpido de lo que todos pensamos y las desgracias por vivir estan muchìsimo màs cerca de lo que creemos!!

Paaaaaaaaaa!!!!!!
Me cago en el comentario alucinògeno que me mandè... Oo
jjajajajajjajaaj

BESOP