2.9.08

la verdad de la milanesa

ahora que huí de esa oficina, puedo decir algunas cositas que tengo atragantadas en la epiglotis [?] y que no dije hasta ahora porque, como todos navegaban por internet a lo pavote, me daba miedo que alguien encontrara este blog, atara cabos y terminaran apuñalándome, descuartizándome y metiendo mis restos en la heladera de la cocina.

1. eso que pusieron en la cocina, no es una mesa. que les quede claro: es un estante. y no se puede hacer tanto aspaviento por un estante mugroso. si querés mejorar las condiciones en las que hacés comer a los empleados, poné sillas en la cocina. si sos lo suficientemente rata como para no hacerlo, por lo menos, tené la delicadeza de callarte y de no exclamar: no entiendo cómo comen parados. comprá sillas, infeliz y callate de una vez.

2. si cuatro personas en una oficina toman mate, no me pueden decir que no toman porque no tienen termo. ratas avaras: qué les costaba poner unos pesos cada uno y comprar uno. ahora bien, si llevo el termo no me molesta que lo usen. lo que me irrita como pocas cosas en la vida es que tomen azúcar con mate. por el amor de buda: el mate es amargo. lo demás puede ser cualquier cosa, menos mate. son principios fundamentales de la vida: el mate es amargo; el vino, tinto; el café, negro. terminemos por favor con tanta gilada decorativa porque me voy a tener que atravesar la yugular con una bombilla tapada.

3. si no te pregunto qué hiciste el fin de semana, es porque no me interesa saber. ¿tan difícil es? no me importa a dónde fuiste a bailar, ni qué tan borracho terminaste ni si te violó un camello que hacía turismo por la ciudad. no me importa. menos me importa escuchar durante dos semanas consecutivas cómo estuvo el asadito y menos preciso promesas de futuros asaditos, a los que no hubiera ido ni en el peor estado de muerte neuronal.

4. si no podés narrar una mínima experiencia de vida, callate la boca y listo. yo no te pedí que me contaras detalles de tu vida amorosa. juro que nunca en la vida tuve que escuchar durante una hora seguida a una mina diciendo 'o sea' cada minuto y medio. juro que nunca en la vida deseé tanto que un edificio implosionara conmigo adentro. ese día, además, aprendí que si un tipo no te pasa a buscar en auto, ni siquiera tenés que tomarte la molestia de salir. lo recuerdo y me dan ganas de atravesarme el cráneo con un arpón.

5. si te digo que me voy, me voy y punto. si me diste trabajo para ver qué onda y te dije 'cuando lo mire, te aviso', es porque te voy a avisar. si el subnick de mi msn dice 'pantuflómetro 150%' y todavía no hace 24 horas que me autodespedí, no te hagas el amigo: no me digas 'lau' [oh, he revelado mi identidad secreta] y no me pidas que no me olvide. ¿pensás que tengo encefalograma plano como el resto de los subnormales con los que tratás? ¿eh?

no me mato hoy, porque, como alguien apuntó oportunamente por allí, estar ocioso en pantuflas es lo más parecido al nirvana en la tierra, cuando se goza de los beneficios de san wi-fi. he dicho.

18 comentarios:

Fernando dijo...

Sos demasiado cuidadosa, Cecil.

Yo despotrico casi a diario contra los anormales con los que comparto la oficina (por suerte no trabajo con ellos, sino me mato), y cada tanto bardeo en mi blog.

Por estos días incluso empecé la guerra psicológica via Communicator con un par de esos energúmenos. Si leés que una patota golpeó a un empleado dentro del ascensor de alguna empresa, ya sabés que esta gente, además de tarada, es intolerante :-P

Salu2!

Javier dijo...

jajajajaja

la frase "no entiendo cómo pueden comer parados" sin proveerles banquetas o sillas a los empleados, me hizo acordar inmediatamente a Luis Brandoni en "Esperando la carroza", con su frase célebre: '¿sabés lo que tenían para comer? tres empanadas! para dos personas' mientras él se clavaba una de esas.

oh, has revelado tu real identidad! chan!

besos!

Claudio. 'javi' para los amigos...

Pandemia dijo...

Mauro David
(Pandemia para las hermanas)

Julia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Julia dijo...

Excelente la escena que recuerda Javier! que buena película! jajaja

Se ve que a lo hora de tener empleados, el negreador despotrica contra ellos por sus propias ineficencias. Debe ser alguna condición sine qua nom para ser empleador negrero. Se quejan de que los empleados no limpian pero no le proveen de los elementos para hacerlo por ejemplo.

El mate es amargo, el vino tinto y el chocolate engorda.

Y nada de conductas suicidas amiga! Por favor! Que recién volvimos a la era de la pantufla, pero sólo por un tiempo. Acordate que lo que digo se cumple (?)

Pd: Yo borré el comentario anterior.

Pd2: Se me perdió un hermanito. Mide como 2 mts. ¿Alguien lo vió?. Sospecho que el genio de la lámpara tuvo algo que ver ¬¬

Hernán dijo...

Si trabajabas unos días más, ahí había masacre.

Y un arpón atravesando el cráneo es muy fuerte, che. Soy impresionable =p

GaTo Detke dijo...

Buenas buenas ¿ como le va ? Por casualidad no trabajaba en una empresa de telecomunicaciónes ? ja !!
Baa si en todos los laburos de oficina (lease laburos de mierda) es lo mismo...

Lo del mate Amargo deberia ser ley. no se de donde sacaron eso del azucar... es lo mismo con las empanadas, las que no tienen aceitunas no son más que bolsitas de carne.

Despues de una larga guerra logre imponer mi mate amargo sobre la cosa empalagosa esa del Señor Pititto que hacia llamar "mate dulce"

Saludos Mateados, Sin azucar y con Yerba Misionera...

GABU dijo...

A los que preguntan "què onda tu fin de semana",hay que ANTORCHEARLOS SIN PIEDAD!!!

Son el sinònimo perfecto de los nardos que te saludan por la calle sin siquiera conocerte!!!

P.D.:Ojo!!! Tambièn ANTORCHEARÌA a los que saludan a los colectiveros si no fuera porque vos CECIL sos tan solidaria y civilizada con ellos... ¬_¬
jajajjajajajajajajajaja

BESOPPPPPPPPPP

Cecil dijo...

fernando: noooooooooooo

no te dejes golpear así. quién me va a sostener la banqueta cuando decida enarbolar antorchas por doquier? =P


igual, ya quedó asentada su denuncia. si no comenta en un par de días, llamo al 911

besos

Cecil dijo...

claudio: taaaaaaaaaalllllll cualllllll

con la misma cara de garca y todo, pero mucho menos gracioso =(

ya no me atrevo a decirle 'javi'sin que usted me autorice

espero su telegrama [?]

besos!

Cecil dijo...

mauro david: entonces, en qué quedamos?

Cecil dijo...

julia: jajaja no no

el chocolate también es amargo
las milanesas son napolitanas
los fideos con tuco

y podría seguir ad infinitum =P

ojalá lo que usted dice, se cumpla... ya estoy empezando a perturbarme

cruzo los dedos

pd: nuestro hermanito debe estar jugando a las escondidas =P qué tupé!

besos

Cecil dijo...

hernán: oh si

disculpe, se le pasó el mareo? no estará embarazado, no?

besos

pd: puedo ser la madrina? =P

Cecil dijo...

gato detke: obvioooooo que el mate es amargo...mirá si los gauchos iban a andar con el azúcar a cuestas

dónde se ha visto eso?

oh, yerba misionera, alabámoste

besos

Cecil dijo...

gabu: jajajajajaja pobre señor colectivero... por qué no lo vas a saludar? qué es, acaso? una maceta?

y sí, antorcha para los cronistas de las andanzas de sus propios fines de semana =P

besos

La Oveja dijo...

debería imprimir esto y pegarlo en mi oficina, a ver si aprenden

Cecil dijo...

oveja: imprima con confianza... total, ante cualquier problemita, me echa la culpa a mí y listo

guadis! dijo...

Lauuuuu!!! Se te escapó, jajaja!!
Al que te hizo acordar lo del laburo... lo entiendo. Capáz que no te conoce y te identifica con el mismo encefalograma plano que el resto...