10.8.08

retrasada satelital mente

Ella dijo: te voy a matar con mis propias manos. la Otra respondió diciendo que Ella era 'irracional' e 'inadaptada'. después, Ella se desdijo. y más o menos así quedó la cosa. y seguro que ya nadie lo recuerda, porque nuestra memoria funciona solamente a corto plazo gracias al más maravilloso invento de todos los tiempos.

como sostengo la torpe idea de que las cosas de cerca se ven borrosas, mis palabras suelen llegar siempre con retraso de satélite. algo así como tomar distancia para ver un poco más allá de los dimes y diretes que una vez más nos dejan afuera de todo rol conversacional que no sea el del pasivo espectador del circo.

no puedo dejar de pensar que, si lo único que se puede hacer para descalificar al oponente, es decir que está loco o que es un inadaptado, hay ahí un problemita. el problemita es que ese tipo de respuesta me convierte en mi oponente. me explico: si el otro es tan intolerante como para creer que matando gente destruye ideas con las que no está de acuerdo y, para refutarlo, sólo puedo decir que es un loquito, disculpen, pero estoy haciendo exactamente lo mismo que condeno. no podemos defender la libre expresión si por 'libre expresión' entendemos 'libre expresión de las mismas ideas que yo sostengo'. o sí podemos, pero hay que aclararlo, porque si no, estamos enviando mensajes equivocados, se me ocurre.

entonces, yo puedo decir que no estoy de acuerdo con Ella y que me parece aberrante que defienda un régimen que, metiéndose la constitución en el culo, operó con la necedad de los impulsos testiculares de quienes se sentían llamados a proteger una noción de patria que puede ser absolutamente cuestionable. al decir esto, tengo conciencia de que esa es mi opinión, no es ni una verdad absoluta ni pretendo erigirla como tal. además, entiendo perfectamente por qué Ella sostiene eso. Ella no puede pensar otra cosa, porque hacerlo implicaría tener que vivir otra vida, relacionarse con otra gente, etc. etc. etc. y podría hacerlo tranquilamente, pero tiene derecho a estar de acuerdo y a ser amiga de quien quiera, por más aberrante que a uno le parezca.

el fin no justifica, de ningún modo, los medios. nuevamente, esa es mi opinión y mi manera de vivir la vida. y hay mucha gente que piensa lo contrario y que vive de acuerdo con la premisa maquiavélica. ¿tengo derecho a condenar eso, sólo porque no estoy de acuerdo? yo creo que no. creo que lo único que puedo hacer es elegir no rodearme de gente que piense eso, simplemente porque no quiero quedar atrapada en telas de araña contra las que no puedo luchar éticamente.

son decisiones. no verdades absolutas. se me ocurre que estaría bueno estar atento: que alguien defienda sin argumentos cosas con las que podemos estar de acuerdo, no implica un cambio ni una mejora, ni más libertad. porque el día que no estés de acuerdo, subite la medias y empezá a correr, porque el loquito inadaptado, vas a ser vos.

por el amor de buda, me muero muerta: cuando tenía 20 años, alguien me convenció de editar un librito con los poemas que había escrito [nota al margen: alguien debería decirte que publicar lo que escribiste entre los 15 y los 20 es algo de lo que vas a arrepentirte después]. resulta que hoy, juan/nacho encontró ese librito en la biblioteca de su madre y escribió un post sobre él. si quieren ver la tapa y leer dos de los poemas de los que me avergüenzo, pueden pasar por aquí. estas pequeñas cosas conmueven mucho a cecil, que ahora dice que está moqueando porque está resfríada, aunque todos sepamos que lo dice para ocultar que se murió de ternura.

31 comentarios:

Q. dijo...

Sra. Presidenta: Mi voto sobre la primera parte de su post es una piadosa ABSTENCION (No me voy a meter en quilombos gratis.)

En cuanto a la segunda, aún a riesgo de antorcheo ensañado contrea mis ojos, quiero decirte que los poemas que leí me parecen mejores que muchas cosas que te leí de "grande".

La frescura de la primera juventud, la virginidad intelectual (quiero decir despojada de influencias de lecturas posteriores), la pasión, la rebeldía, esa cosa adolescente...

Me encantaron esos poemas y te aseguro que voy a revolver librerías para conseguir tu libro.

Beso y felicitaciones 10 años atrasadas.

Pandemia dijo...

Oh si... ya me había adelantado a leerlo antes ,por curiosidad cuando en el post anterior vi el comentario que te dejó Juan, me mandé a espiar su blog.


Me gustó, y es difícil compararlo con la Cecil de ahora. Es algo muy distinto, aunque igual de buenos.

Un beso!

Cecil dijo...

q.: nadie se mete en quilombos por discrepar...

ese libro no es otra cosa que lo que es: poemas de la adolescencia con escaso valor literario desde mi punto de vista. pero el lector decide: por algo paulo cohelo vende libros en lugar de estar estaqueado por ladri, que es lo que es.

vuelvo a decirle, no está en librerías

besos

Cecil dijo...

pandemia: jajajaja la curiosidad mata al gato... y a pandemia, parece

son cosas distintas... yo sigo escribiendo poemas... que nada tienen que ver con este blog

soy versátil, digamos jajajaja

besos

Living dead dijo...

Hay un espacio, con "0" perpetuo en los comentarios, en que me dedico exclusivamente a abonar mis ideas.

Si te genero un debate sobre este tema en el blog, me vas a querer empalar con una vara aguzada.

Dos cosas:

a)Me alegro que no fuera ninguneo.
b)Una lástima no poder conseguir el libro. No me parece que carezca de valor literario. Si por valor literario entendemos construcciones contrahechas, métrica incomprensible y rebuscada y vocabulario borgeano (esto es, tener que ir al diccionario dos veces por oración), prefiero textos que no lo tengan (No Coelho: Hay matices.)

Hay otros valores destacables en los textos, y en especial en los poemas. Sensibilidad, musicalidad, cadencia...

Igual, vos sos la que sabe.
Los que estudian tu carrera leen clásicos de la literatura universal.
Los que estudian la mía, diarios...

Beso

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ME encantaron los poemas! congratulation. :)

con respecto a ´ella´, (lindo modo de no nombrarla), que te puedo decir, su propio acto la desnuda y la pinta tal cual es, no hace falta agregar nada.

beso

GABU dijo...

CECIL... ¡¡¡YO TE VOTO!!!

¿Me dejas que empiece a juntar firmas?
(me pondrìa una modesta mesita en Diagonal Norte y Florida,te parece?)
jajajaajajajaj

P.D.:El fin NO justifica los medios pero a veces las circunstancias hacen que toda frasecita maquav``elica se adapte,no? ¬¬
(yo les pegarìa un tiro a las dos en el mismo agujero y listo el posho,no te parece mucho màs ecuànime?)
jajajajajajaajajaj


** Y no te hagas la modesta CECIL y,habilita la compra de tu librillo,quièn te dice,no?
jajajajajajaja ;)

BESOP DE LUNES PEDORRÌSIMO

Pandemia dijo...

Yo lo compro. Si ese libro estuviera en venta, lo compro.

Fede y mamá Jesi dijo...

Cecil solo te quiero decir que te dedico esto jajajaj lo vi y pense instantaneamente en vos (no me putees no tengo acentos)

Pandemia dijo...

ohhhhhh (no pude evitar entrar a ese link)

CREÍ QUE ERA EL ÚNICO QUE LEÍA COMPRADICCIÓN.COM!!!!!
ES BUENÍSIMOOOO

Cecil dijo...

LD: a mí no me molesta el debate, al contrario. de hecho, yo no iba a debatir puesto que lo que pienso está en el post. cada uno tiene derecho a pensar lo que quiera.

y no leemos solamente los clásicos de la literatura universal. leemos. eso es todo.

besos

Cecil dijo...

caro: je je je no quería nombrarla, por las dudas... no quiero darle más fama que la que le dieron pero el asuntillo servía para pensar otras cosas

los poemas me avergüenzan. no hablo de ellos pero me conmovió el gesto del muchacho =)

besos

Cecil dijo...

gabu: estás habilitada para juntar firmas jajajaja

tu solución me parece ecuánime, pero usá antorchas que tienen más glamour [cuak]

no puedo habilitar la venta, porque no podría cobrar por eso... =(
y no es modestia, es vergüenza posta je

besos

Cecil dijo...

pandemia: ya le llegará el libro. i promise.

y si no llegan las películas [nótese el uso del plural], me tomo un micro y lo espero con una antorcha en la puerta de su casa, estamos?

Cecil dijo...

fedeymamajesi: jajajajajaja

buenísimo

si me la querés regalar, no me ofendo
=P

Cecil dijo...

pandemia: otra adicción más????


cuántas van?

Hernán dijo...

Excelente reflexión, estoy muy de acuerdo. Sobre todo con aquello de que alguien defienda sin argumentos cosas con las que podemos estar de acuerdo: en ese caso uno trata de dejar en claro su discrepancia con los fundamentos [o la ausencia total de ellos] a riesgo de pasar a ser el enemigo, el contrario, la otra parte [típico de la permenente polarización extremista en la que caemos con frecuencia].

Y sí, lo más sano en esos casos es elegir no rodearse con gente con la que no hay coincidencia de pensamientos. Tampoco uno pretende andar haciendo cambiar de opinión a todo el mundo, y ahí creo que está la verdadera tolerancia: aceptar que no todos pensamos igual...

Ahora salgo del modo serio. Es inevitable en estos días de juegos olímpicos no pensar en Cecil cada vez que se menciona a la antorcha!!! Esa palabra se apoderó de tu persona. Sabelo. =P

Cecil dijo...

hernán: vamooooooossss alguien que leyó el post y habla de eso jajajaja

gracias!!!!


no sé si la antorcha me comió a mí o yo me colgué de las tetas de la antorcha jajajaj pero es muy raro que gente que no me conoce, escuche la palabra antorcha y me tenga a mí en sus reminiscencias [perdón, pero sigo platónica]

besos

.*.Gabriela.*. dijo...

Jajaja! Queremos más poemas, más, más! Cuando seas poeta famosa, te vas a acordar de nosotros, tus amigos bloggeriles, no? o nos vas a ningunear cual GN? Lo que te hace la fama...

Che, y yo sí creo que tiene que ver con lo que escribís, aunque desde otro lado, obvio. Lo que uno escribe en la adolescencia no suele gustar (lo digo por mí, no por lo tuyo que está buenísimo), pero son los pasos que hubo que dar para haber mejorado un poquito.

Gaby
Más, más, más, queremos más poemas!

Anónimo dijo...

No. Cabría una excepción. Y es precisamente la de los genocidas. Y no estoy diciendo que deberían ser acallados, sino que con esos, no se debate. Y punto.

Julia dijo...

Coincido con tu teoría de la libertad de expresión. Para expresarse no necesariamente tengo que condenarse una opinión contraria, sino que son opiniones distintas. La verdad absoluta no existe, no la tiene nadie, para una misma cosa hay distintos puntos de vistas y diferente razonamientos o argumentos. Algunos estarán más cerca de una falacia y otros estarán más cerca de la verdad, pero la bandera de la verdad absoluta no la puede enarbolar nadie. Se pueden tener certezas, que no son lo mismo que verdades. Cada uno tiene su verdad, es por eso que la verdad ajena difiere mucho de la propia, porque cada uno a su verdad la construye con sus valores, con su historia, con su bagaje.
Las únicas verdades absolutas son para mí las matemáticas. En las relaciones humanas, no hay verdad absoluta que valga.
Por eso uno elige cuales serán sus verdades y con cuales se rodeará.


Felicitaciones por los poemas citados y por el libro. Te falta plantar un árbol, y tener un hijo para realizarte (?) :P

Julia dijo...

Lo de la pando, y sus desmentidas... lo dejamos para una ronda de mate, con antorchas flameando...

Horacio dijo...

aaaa guachitaaaaa

habías ocultado que eras poeta también!!!! (no digo poetisa para que no se preste a chistes obvios)

y cómo que no está en librerías? dónde se consigue? en ferreterías? en las mejores casas del ramo? q y living dead son la misma persona? son hermanos gemelos?

Javier dijo...

Antes que nada: felicitaciones! (por el libro de poemas)

Despues de todo: coincido con su post y con su apreciación sobre la libertad de expresión.

En mi caso sí tengo amigos que están a favor de Ella, me resultan inofensivos, como también mis amigos que están fervientemente a favor del extremo opuesto.
O soy muy amiguero o soy un gilún tolerante hacia personas con políticas tan extremas y adversas...

Beso y medalla!

Cecil dijo...

gaby: ahí fueron más poemas... ahora, usted, colega, tendría que decir lo mismo que yo de mis poemas de adolescencia... jajajaj

[entre nos, yo también creo que tiene que ver con lo que escribo acá je]

besos

Cecil dijo...

anónimo: claro que con los genocidas no se debate. no hay punto mínimo con ellos en el que uno pueda ponerse de acuerdo. yo no hablaba de debatir con ellos. intenté hablar de otra cosa.

Cecil dijo...

julia: tal cual. lo verdadero y lo falso son problemas tan antiguos como el hombre mismo, calculo

lo que a mí me perturba es la necesidad imperiosa de callar al que piensa distinto, porque es peligrosamente parecido a lo que condenamos

besos

Cecil dijo...

julia 2: jajajaja sisisi y mejor no la nombremos

acá la esperan los mates, usted lo sabe =)

Cecil dijo...

horacio: jajajajajajajajaja

yo no lo oculté nunca. usted no me prestó atención...

sí, son la misma persona. o hermanos más que gemelos, parece

el libro se consigue en la veterinaria de tu barrio

cuak

Cecil dijo...

javier: oh, no me felicite que me sonrojo

yo no sé si puedo ser amiga-amiga de alguien que la defienda... por suerte no me he visto en ese dilema

besos!!!

Erica dijo...

¡Me gustaron mucho los poemas!

Besos