26.6.08

herida por un sable sin remaches

que alguien me explique por qué designio malversado del universo mi jefa se atrevió a meterme en una reunión dirigida por una copia patética de alessandra rampolla [sí, gente, se puede ser más patética que la misma alessandra], esperando que yo me comportara como una persona normal. juro que no lo entiendo. creo que ya dije esto alguna vez, pero ahora tengo pruebas empíricas irrefutables: si sos fea [muy, pero muy fea], desagradable y estúpida, no podés vestirte ni comportarte como si fueras linda. es un hecho. porque todo lo que digas desde ese envoltorio artificial provoca carcajadas permanentes, que pueden llegar, incluso, a ser perjudiciales para la salud.
si no podés dejar de ser literal ni por un microsegundo, además, deberías aprender a callarte. cuando uno habla de algo que no sabe frente a un grupo de personas que no conoce, corre el riesgo de ser puesto en evidencia. sobre todo, si una de esas personas, no sólo sabe [porque algunos sólo hablamos de lo poco que sabemos y si no, preferimos callar] sino que además se despertó con la firme convicción de que iba a la reunión sólo para ver cuántos sarcasmos tolerabas por minuto.
sos impresentable, rampollita, sabelo. sí, eso que reprimí en un estertor sordo fue una carcajada. quiero que sepas que sólo salí a fumar para poder reírme de tus idioteces con total libertad. ahora entiendo perfectamente por qué los pibes me vienen a hablar a mí de sus problemas y por qué no van a consultar al profesional supuestamente idóneo: porque cualquier mandril semianalfabeto se da cuenta de que sos una incapaz.
no pienses ni por un segundo que nos convenciste de algo que no fuera tu propia necedad. y por el amor de buda, no vuelva a ponerte esas medias: es altamente deseable que si uno tiene empeines que parecen empanadas amorfas, no llame la atención sobre ellos. no lo hagas por vos, hacelo por el resto de los mortales que tenemos ojos.

no puedo creer que me hicieran salir de mi casa para eso. fue todo tan perversamente triste que ya dije que prefiero que, la próxima vez, en lugar de hacerme asistir a esa farsa, me encierren con GN sin tapones para los oídos ni antorchas para defenderme.

esto no es vida. no salgo más sin la pastillita de cianuro en la mochila. sépanlo.

16 comentarios:

Brujofer dijo...

Y digo yo...
además de que no te cayó bien la psicoloca...¿no te estará por venir?

Cecil dijo...

brujofer: estem... no me falta todavía

tampoco estoy menopaúsica, por si a alguien se le ocurre preguntar je je

Pandemia dijo...

Antorchearte, empalarte, cremarte con encendedores, empastillarte con cianuro... ¿QUE SIGUE?

Pandemia dijo...

Agrego a la lista "ahorcarte con el cable del telefono" visto en el otro blog.

Que buen repertorio suicida!!!

La Luna dijo...

La magnitud del tormento rampolliano se verifica claramente en: en lugar de hacerme asistir a esa farsa, me encierren con GN sin tapones para los oídos ni antorchas para defenderme. Me duele de solo pensarlo.
No poder dejar de ser literales, es la maldición de muchos imbéciles, pero claro, no lo notan. Mis condolencias Cecil, y la próxima vez, fingí un ataque al hígado. Causa por consecuencia, digamos.

Besote, lunita citadora (is back!)

Julia dijo...

Que semanita Cecil. Para el olvido. Están provocando tu día de furia.
Rampollita de empienes gordos, matate!!

Cecil dijo...

pandemia: lo que sigue... es siempre un misterio insondable del universo je je

Cecil dijo...

pandemia II: entre otras cosas... lo que pasa es que mi teléfono es inalámbrico

no tengo suerte en la vida, yo

Cecil dijo...

luna: juro que prefiero a GN mil veces!!!!!

por lo menos, es pintoresca jajaaj

supongo que la próxima vez, de sólo pensarlo, voy a tener vómitos previos seguro

ellos me salvarán!

besos

Cecil dijo...

julia: se agradecen las expresiones de deseo que -con suerte- harán que rampollita estalle como una sandía y que nunca más tengamos que verla...

decí que tengo una semana de vacaciones para procesar todos estos eventos, si no, me mataba deadeveras je je

besos

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

ajajja Y sí, cecil, es menester tener a mano una pastillita de cianuro. Son segundos nomás que pueden ahorrarte horas de desagradable sufrimiento.
Con respecto a la rampolla, tiene la misma voz, así avenezolada?
que grossa!!!! :P

Cecil dijo...

carol: jajajaja no, no tiene la misma voz

pero es de las que repite la pregunta que le hacés o lo que le decís y cierra su enunciación con un 'mmmmggg'

quise matarla

si logro hacer que la echen [muajaja], empiezo a llorar para que te llamen. tenés que venir urgente... :P

besos

Sweet carolain Arengando a la gilada..Por un mundo menos pedorro dijo...

nah nah nah, si para cerrar un concepto tenes que decir mmmmggggg, es porque definitivamente no sabes elaborar un concepto. entonces sí desterrala sin piedad. jajaja

Cecil dijo...

carol: te juro que nadie que se ponga esas medias puede elaborar un concepto

dime qué medias tienes a la vista y te diré cómo (no)piensas

jajajaja

Anónimo dijo...

Una pregunta filosófica que sólo vos podés responder: ¿qué es más pior, ser fea, o ser gorda?

Cecil dijo...

mmmmm lo peor es ser idiota o mal bicho... ser feo o ser gordo no es tan relevante como eso [es un detalle subjetivo nomás]

se me ocurre